Envío gratis a partir de compras superiores a $150

GARANTÍA POR 45 DÍAS

Selecciona país e idioma

Protégete de las radiaciones de tu teléfono celular. Comprar aquí

5G: “El Internet De Las Cosas”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

En investigaciones revisadas por especialistas del ramo, se han documentado numerosos efectos biológicos adversos de la radiación inalámbrica. Esto incluye roturas de cadena simple y doble en el ADN, disfunción reproductiva, disfunción inmunológica, alteración del desarrollo cerebral, trastornos del sueño y la memoria, y aumento de los tumores cerebrales, junto con muchos otros efectos de la tecnología 5G en la salud.

5G: Quinta generación inalámbrica

El término 5G se refiere a la quinta generación de la tecnología móvil, con promesas de mayor rapidez en navegación, transmisión y velocidades de descarga, y una mejor conectividad. La tecnología inalámbrica 5G poco a poco se está abriendo camino en todo el mundo. Muchas dependencias y organismos gubernamentales informan que no hay razón para alarmarse por los efectos de la 5G en la salud. Sin embargo, numerosos estudios independientes revisados ​​por pares discrepan considerablemente de esas afirmaciones.

La Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos ha subastado el primer ancho de banda de 28 gigahercios (GHz). Esto formará la red 5G con las mayores subastas de ancho de banda que ya están teniendo lugar.

Los sitios 5G ya existen en muchas zonas; y muchos países, incluido EE. UU., tienen planes para la adopción comercial de la red 5G en el 2020. También se espera que a todos los estados miembros de la Unión Europea se les exija ofrecer cobertura 5G en al menos una ciudad para 2020, y que todas las zonas urbanas tengan cobertura para 2025.

¿Qué es la tecnología 5G?

Ilustración proporcionada por Qualcomm en la que se muestra cómo se comparará la onda milimétrica 5G con las frecuencias inalámbricas actuales. La mayoría de las frecuencias 5G operarán en el extremo inferior del espectro de frecuencias.

A medida que las generaciones inalámbricas continúan evolucionando de una generación a la siguiente, cada una opera en una banda de frecuencia única. Las redes más antiguas no tienen el ancho de banda para mover los volúmenes de datos que requerirá la 5G.

Para admitir el ancho de banda requerido para la 5G, las redes celulares deben operar en el extremo superior del espectro de RF-CEM. Por lo tanto, aparecerán nuevas estaciones base o pequeñas celdas en todo el mundo.

La razón detrás de esto es que las ondas de radio de alta frecuencia tienen un rango más corto que las ondas de menor frecuencia. Las celdas pequeñas que permitirán que los datos viajen distancias relativamente cortas formarán una parte clave de la red 5G, especialmente en zonas de uso de red densa.

Las generaciones de redes actuales funcionan a un máximo de tres gigahercios (GHz).

En cambio, la 5G funciona entre tres anchos de banda diferentes. La 5G de banda baja y banda media funciona a un máximo de 6 GHz. Las frecuencias 5G de banda alta funcionarán a 24 GHz e incluso más.

Este es un salto generacional masivo que hará parecer pequeño todo lo que hemos visto en el pasado y contribuirá enormemente a los efectos de la 5G en la salud.

El plan es integrar esta tecnología de latencia baja en todos los futuros dispositivos electrónicos y alcanzar la asombrosa cifra de 75 mil millones de dispositivos para finales de 2025, y ese número continuará en aumento a una tasa sin precedentes. Esto es a lo que se refieren como el “Internet de las cosas”.

Por supuesto, dicha meta es crear una “red inteligente” globalmente conectada para mayor conveniencia, control y eficacia para mejorar las condiciones de vida y los aspectos de la vida diaria.

Capacidades de la 5G

El futuro está aquí, pero ¿cómo se ve exactamente?

Algunas aplicaciones clave, como los vehículos de conducción autónoma, requieren una latencia muy agresiva (tiempo rápido de respuesta) y la 5G parece ser la tarjeta de presentación para esa posibilidad.

Estas son algunas de las capacidades propuestas de la 5G:

    • Comunicación entre todos los dispositivos globales.
    • Opciones de transmisión en vivo de baja latencia desde cualquier ubicación.
    • Los videojuegos y las transmisiones de video mejorarán drásticamente con las descargas de películas completas en 4K en cuestión de segundos.
    • Monitoreo y seguimiento de cada servicio y dispositivo inteligente en tu casa y alrededor de esta.
    • Se pueden hacer transferencias de grandes series de datos con mayor rapidez y eficiencia.
    • Los profesionales de la salud podrán tener citas a través de videochat y recetar medicamentos sin estar en la misma habitación, oficina o farmacia.
    • (Inteligencia artificial) La IA se verá reforzada con un nivel altamente mejorado de servicio personalizado para los proveedores de servicios.
    • Mejoramiento de la planeación urbana y desarrollo de estrategias en el uso de los sistemas de tráfico.
    • Los cables coaxiales o las fibras ópticas ya no serán un componente necesario para que las empresas de cable proporcionen este servicio a nuestros hogares y oficinas.

Todo suena maravilloso. Pero ¿realmente lo es?

Se hace gran alarde del movimiento 5G, pero solo llega hasta ahí.  Muchos expertos de la industria argumentan que la tecnología 5G y el Internet de las cosas (IoT) se han salido grandemente de proporción y no cumplirán con las expectativas. Los analistas de la industria afirman que la mayoría de las capacidades del 5G son actualmente posibles con la tecnología 4G.

En una convención reciente de la industria, Eric Xu, actual presidente de Huawei, afirmó que los consumidores “no encontrarán una diferencia significativa entre el 5G y el LTE”.

La porción de onda milimétrica del espectro 5G también tiene sus limitaciones en lo que respecta a la corta distancia de viaje y la débil capacidad para penetrar edificios. Tanto Verizon como T-Mobile admiten el hecho de que es muy probable que la onda milimétrica 5G no esté disponible fuera de las zonas urbanas metropolitanas.

El director de tecnología de T-Mobile, Neville Ray, escribió que “Nunca escalará materialmente más allá de pequeños focos de puntos de acceso 5G en entornos urbanos densos”. Fuera de estas zonas urbanas, habrá frecuencias 5G “sub-6GHz” en el mejor de los casos, o lo que permita el espectro existente.

Por supuesto, como era de esperarse, para beneficiarse de estas nuevas redes 5G, tendrás que comprar nuevos dispositivos móviles que admitan estas redes. Y como con cualquier tecnología nueva, puedes esperar precios más altos, ya que aumenta enormemente la complejidad de las instalaciones de hardware.

Las generaciones de un vistazo

Redes 1G – 1980’s

Trajeron movilidad a los servicios de voz analógicos.

Redes 2G – 2.5G – 1990’s

Las redes 2G trajeron servicios de voz celular digital y servicios básicos de datos (SMS, GPRS), así como servicios de roaming entre redes.

Las redes 2.5G trajeron una ligera mejora a los servicios de datos con Edge.

Redes 3G – 3.5G  – 2000’s

Las redes 3G trajeron una mejor experiencia de internet móvil, pero con un éxito limitado para desencadenar la adopción masiva de los servicios de datos.

Las redes 3.5G trajeron una experiencia realmente extendida de internet móvil, que desató el éxito de los ecosistemas de aplicaciones móviles.

Redes 4G – 4.5G  – 2010’s

Las redes 4G trajeron los servicios “all-IP” (voz y datos), una experiencia de internet de banda ancha rápida, con arquitecturas de redes y protocolos unificados.

Las 4.5G (LTE avanzado) duplicaron las velocidades de datos de las 4G.

Redes 5G  – 2020’s

Las redes 5G expanden los servicios inalámbricos de banda ancha más allá del internet móvil al internet de las cosas y a los segmentos de comunicaciones críticos.

El impacto de la 5G

Con una frecuencia mucho más alta que las generaciones anteriores (básicamente el doble), la tecnología 5G comienza en 24 GHz, siendo la onda milimétrica (MMW) la frecuencia objetivo.

Con ondas que van desde 1 a 10 milímetros de longitud, son limitadas desde aproximadamente 10 metros hasta 2 kilómetros, lo que plantea una preocupación muy grave. Las torres de telefonía móvil 5G requerirán distancias mucho más cortas, de aproximadamente cada 750 pies, en comparación con las millas de distancia a las que se encuentran actualmente.

Hasta 2016, había 300,000 torres de red en los EE. UU. y para 2020, con el lanzamiento de la red 5G, habrá millones de torres de red. Esto, a su vez, requerirá diez veces más satélites 5G de órbita baja que complementarán las células terrestres que enfocan sus propios haces de señales de frecuencia de microondas. Todo esto se suma, y los efectos de la 5G en la salud serán significativos.

Puede ser difícil encontrar investigaciones válidas sobre los efectos de la 5G, pero eso no significa que no existan. Hay muchos estudios e investigaciones gubernamentales e independientes cuyos hallazgos muestran pruebas significativas de que la radiación de baja frecuencia de la 4G y las emisiones de generaciones anteriores pueden causar daño biológico al cuerpo humano. Los efectos asociados a estas emisiones van desde mutaciones celulares y cáncer, hasta interferencias en los sistemas del cuerpo.

Con la introducción del 5G, ahora nos veremos afectados con frecuencias mucho mayores que las que hemos experimentado antes.

Los militares han usado ondas milimétricas de 5G para tácticas no letales de control de multitudes.

Esta es una táctica en la que los militares usan ondas milimétricas de 5G para penetrar la piel del objetivo, induciendo sensaciones extremas de ardor debajo de la piel, lo que hace que huyan de la fuente del haz.

Por supuesto, esta es una condición extrema muy específica, pero los estudios muestran que las ondas de más de 60 GHz que penetran la piel en un 90 % pueden provocar enfermedades de la piel, inflamación y cáncer.

Por lo tanto, decir que no hay preocupaciones de salud legítimas relacionadas con la exposición a los CEM emitidos por dispositivos móviles simplemente no es realista. Sin duda, estos son efectos de la 5G en la salud.

¿Es segura la tecnología 5G?

A medida que la tecnología inalámbrica 5G está abriéndose camino poco a poco en todo el mundo, muchas dependencias de gobierno y organizaciones advierten que no hay razón para alarmarse por los efectos de las ondas de radiofrecuencia en nuestra salud. ¿En qué estándares basan sus pruebas?

Desde 1996 no se han actualizado las normas de seguridad para los teléfonos celulares, y las normas de seguridad para las señales digitales no se han establecido en absoluto. Las normas de seguridad existentes se basan en señales analógicas que utilizan una onda constante y no se aplican a las generaciones actuales. La pulsación de las señales digitales es mucho más disruptiva.

Las normas de seguridad actuales cumplen con una tasa específica de absorción (SAR) obsoleta que se basa en los efectos de absorción térmica en la piel de un hombre de 200 libras.

El calentamiento de las células es solo una forma de daño que puede causar la radiación de campos electromagnéticos, sin mencionar que se ha demostrado que un hombre de 200 libras absorbe mucha menos radiación que un niño más pequeño. Todavía no estamos seguros de la magnitud del daño que se puede acumular en los niños pequeños.

En muchos estudios científicos se proporcionan pruebas de los peligros de la exposición a la radiación de campos electromagnéticos y de radiofrecuencia y, sin embargo, las empresas de telecomunicaciones insisten en que los estándares actuales son lo suficientemente buenos. Las compañías de seguros proporcionan cobertura a los hogares en áreas que son conocidas por los desastres naturales recurrentes y, sin embargo, no ofrecen cobertura de daños por la exposición a los campos electromagnéticos.

Las empresas de telecomunicaciones son muy conscientes de los riesgos para la salud y reconocen esos riesgos en la letra pequeña de sus condiciones de uso, lo que sugiere que los teléfonos celulares se mantengan alejados de la cabeza y el cuerpo.

Qué puedes hacer para mantenerte a salvo

La radiación de campos electromagnéticos que emiten los dispositivos móviles y electrónicos está por todas partes y la mayoría de la gente desconoce por completo el riesgo.

Es muy común que las personas lleven sus teléfonos en los bolsillos o duerman con ellos junto a la cama. Trabajan con las computadoras portátiles en el regazo. Se conectan a wifi en casi cualquier lugar al que van. Se conectan las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Es fácil pensar “No estoy enfermo, así que debo estar sano”, pero la exposición a los CEM es un peligro oculto que todos debemos tomar en serio. Las preocupaciones son válidas y los riesgos son considerables.

Varios estudios ya han sido corroborados por pruebas válidas de los efectos biológicos que tienen los campos electromagnéticos en el cuerpo humano, el ADN y la comunicación celular.

Desde una perspectiva general, apenas hemos empezado a rozar la superficie de los posibles efectos de la 5G en la salud como resultado de la exposición prolongada a los campos electromagnéticos.

Medidas de seguridad para la red 5G

Aulterra produce una variedad de productos neutralizadores de campos electromagnéticos que cambian la forma en la que los CEM afectan el ADN y las células dentro de nuestro cuerpo.

En algunas pruebas reproducibles se muestra que los productos neutralizadores de campos electromagnéticos de Aulterra vuelven a sintonizar las frecuencias de CEM de los teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos en energía coherente. Una vez que las frecuencias se convierten, ya no dañan el ADN. El secreto de los productos neutralizadores de CEM de Aulterra radica en los minerales paramagnéticos patentados que se encuentran en todos nuestros productos.

Hay muchos productos en el mercado que afirman bloquear o absorber la radiación de CEM. Sin embargo, hay varios problemas con esta teoría.

Los productos neutralizadores de CEM de Aulterra™ no bloquean ni absorben la radiación. Si un teléfono celular u otro dispositivo electrónico wifi fuera bloqueado por el 100 % de los campos electromagnéticos, no funcionaría correctamente y, básicamente, dejaría de funcionar.

El blindaje de campos electromagnéticos solo redirige el flujo de los campos electromagnéticos y no hace nada para corregir sus efectos dañinos en la fuente. De igual modo, los absorbentes de campos electromagnéticos se saturan y, con el tiempo, dejan de funcionar.

Los productos neutralizadores de CEM de Aulterra™ funcionan sin bloquear ni absorber la radiación de los teléfonos celulares. En su lugar, cambian las frecuencias artificiales incoherentes a frecuencias coherentes e inofensivas, es decir, a la forma prevista por la naturaleza.

No hace falta decir que también se deben tomar medidas de precaución para minimizar la exposición a la radiación de campos electromagnéticos tanto como sea posible.

Compartir es cuidar a los demás

La misión de Aulterra ™ es ayudar a crear un mundo con mayor bioseguridad para todos. Esperamos que te unas a nosotros en nuestra misión. Las recomendaciones verbales son importantes y juntos podemos ayudar a proteger a nuestros amigos y familiares de los efectos potencialmente dañinos de la radiación de campos electromagnéticos.

Como ya sabemos, las emisiones de CEM no desaparecerán. No es algo de lo que simplemente nos podamos deshacer, y la introducción del 5G solo plantea más preocupaciones. Sin embargo, con los productos neutralizadores de CEM de Aulterra™, podemos al menos neutralizar los efectos que tienen en nuestro cuerpo y mantenernos a salvo de los efectos dañinos de la exposición a la radiación de campos electromagnéticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al día? ¡Suscríbete a nuestro boletín!

Carrito

VeganRecipes by AlidaVegan