Salud

Cómo bajar de peso de forma segura – ¡y sin rebote!

La promesa de bajar de peso comúnmente se centra en rapidez y sencillez. El problema es que una pérdida de peso rápida y fácil puede llegar a ser peligrosa. Aún peor, a menudo la velocidad y sencillez, en primer lugar, promueven comportamientos que llevan al aumento de peso, ¡poniéndote en riesgo de ganar todo el peso que ya se había perdido! 

Las principales prioridades de aquéllos que disfrutan exitosamente de una pérdida de peso a corto y largo plazo son la seguridad y la permanencia. Después de todo, no te estás esforzando tanto para después volver a subir de peso, ¡¿No es así?! Y, mientras que el sobrepeso puede no ser bueno para tu salud, ¡bajar de peso y terminar enfermándote tampoco es bueno para tu salud!

Si estás buscando una buena estrategia para bajar de peso, entonces este artículo es para ti. ¡Te proporcionará una visión general de cómo bajar de peso de forma segura y sin rebote, para que puedas sentirte mejor, disfrutar la vida y, por supuesto, lucir fenomenalmente bien!

Por qué la pérdida de peso rápida y sencilla puede llegar a ser desagradable o incluso peligrosa

Sentirte hambreado al reducir significativamente tus calorías diarias es horrible. Bajar de peso sólo para ver cómo vuelve una vez que finalizas tu dieta hace que baje nuestra moral.

Otros factores que hacen dejar de lado la idea de querer bajar de peso rápido y fácilmente son:

  • Mayor probabilidad de sufrir deficiencias nutricionales, las cuales llevan a padecer condiciones de salud tales como la pérdida de cabello y un sistema inmunológico más débil.
  • Tu metabolismo podría volverse lento.
  • Un mayor riesgo de desarrollar cálculos biliares.
  • Deshidratación.
  • Estreñimiento.

3 grandes retos que conlleva la pérdida de peso

Bajar de peso puede resultar difícil, razón por la cual nos llama tanto la atención un método fácil y rápido. Como dicen, quítalo del camino y sigue adelante ¿correcto? Bueno, las consecuencias potenciales de lo anterior no valen la pena, sin embargo esto no cambia el hecho de que bajar de peso sea todo un reto.

Para vencer estos retos, es importante considerar tres grandes desafíos que hacen que bajar de peso parezca una tarea monumental. Ya sea que batalles con uno de ellos o con los tres, saber que estos retos buscan desviar tu esfuerzo puede, puede ayudarte a fortalecer tu determinación por alcanzar los resultados que buscas.

¿Cuáles son estos 3 grandes retos?

  • El querer ver resultados inmediatos. Aceptémoslo, vivimos en un mundo donde tenemos todo a nuestro alcance. Si quieres averiguar algo, lo buscas en tu teléfono móvil, si necesitas hablar con alguien, le mandas un mensaje. Nos han programado para esperar resultados inmediatos. La realidad en cuanto a la pérdida de peso es que no obtuviste ese sobrepeso de la noche a la mañana ¿Entonces por qué esperar perderlo así de rápido? incluso si planeas ser paciente, los resultados lentos resultan ser comúnmente difíciles de observar y hacen que mantener el entusiasmo y el esfuerzo se vuelva más complicado.
  • Azúcar. Una investigación publicada muchos años atrás encontró que el azúcar estimula las mismas áreas de la mente que otras drogas adictivas también estimulan. Este estudio llevó a que salieran encabezados exagerados tales como “El azúcar tiene un efecto similar en el cerebro al de la cocaína.” Cómo este artículo sobre la salud señala, el cerebro prefiere sentimientos de placer, y no de dolor, y el azúcar sí estimula los centros de placer en el cerebro.

Cerca del 13% de la dieta estadounidense promedio involucra azúcar añadido, un factor ya conocido en el mundo del aumento de peso y la obesidad. Esto significa que independientemente de que seas adicto al azúcar o no, a menos que estés monitoreando tu dieta de cerca, es probable que estés consumiendo más azúcar del que quisieras, especialmente si lo que quieres es perder peso.

  • Hábitos. Tener gusto por lo dulce, comer por estrés o la falta de ejercicio son solamente algunos de los hábitos que pueden promover el aumento de peso. Las decisiones tomadas con respecto al estilo de vida también encajan en esta categoría, pues el cómo vivimos con frecuencia se convierte en un patrón de comportamiento, en otras palabras, un hábito.

Por fortuna, estos tres grandes retos se encuentran completamente bajo tu control.

La forma más segura para bajar de peso

Los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) observan que, las personas que bajan de peso gradualmente al tomar diferentes decisiones sobre su estilo de vida, batallan menos para evitar el rebote. Puedes encontrar muchísimas recomendaciones, consejos y trucos para bajar de peso; no obstante, un factor de mucha importancia en cuanto a la pérdida de peso es que:

para poder bajar de peso, necesitas quemar más calorías de las que consumes.

He aquí un resumen de cómo funciona la pérdida de peso cuando decides adoptar este sencillo enfoque:

  • Primero, quemas el azúcar en la sangre que se encuentra libre y al alcance (glucosa) para alimentar tus músculos, tu cerebro y realmente todos los procesos metabólicos. Entre más actividades realizas, más glucosa se quema.
  • Cuando consumes toda la glucosa, tu cuerpo comienza a quemar glucógeno, o una forma de glucosa almacenada en el hígado o en el tejido muscular.
  • Eventualmente, comenzarás a quemar esos almacenes de glucógeno. Si lo que buscas es bajar de peso, esto es lo que debes lograr.
  • Ante la ausencia de glucógeno, tu cuerpo convierte la grasa en energía. Hay mucha energía almacenada en las grasas, por lo tanto quemar esa grasa corporal toma tiempo.
  • Si continúas gastando más calorías de las que consumes, tu cuerpo quemará los azúcares velozmente (azúcares naturales si lo que quieres es evitar alimentos con azúcar añadido) y no producirás tanto glucógeno, por consecuencia comenzarás a quemar grasa más rápidamente.

Todos somos distintos, por lo tanto los resultados obtenidos por una persona y por otra van a variar. Habiendo dicho eso, hay muchas opciones simples para cambiar nuestro estilo de vida que puedes tomar para así aceptar esta realidad y bajar de peso de forma segura.

  • Eliminar los alimentos procesados de tu dieta. Los alimentos procesados a menudo contienen azúcares añadidos y otros aditivos para hacerlos más sabrosos. Como resultado, una porción suministra muchos carbohidratos, los cuales se presentan como azúcares.
  • Consume proteínas y ácidos grasos de calidad. Las proteínas y grasas saludables acarrean grandes beneficios a nuestra salud. También te hacen sentirte saciado por más tiempo, así que cuando estés llevando una dieta, no te dará tanta hambre.
  • Come muchas verduras, y frutas también. Los antioxidantes, vitaminas y minerales que se encuentran en los vegetales y frutas, proporcionan importantes nutrientes que tu cuerpo necesita para poder quemar grasa eficientemente.
  • Haz ejercicio. El ejercicio moderado puede hacer maravillas con tu metabolismo. Activar tu metabolismo solamente te toma unos 20 minutos al día, o más o menos lo que conlleva salir a caminar un rato. Ejercitarte justo después de levantarte es una buena forma de encender tu metabolismo al consumir todo el glucógeno y comenzar con la quema de grasa.
  • Disciplínate. A algunas personas les sirve tener un entrenador o guía nutricional. Otras llevan diariamente un registro de lo que comen y del ejercicio en un diario de alimentos. Algunos otros ayunan, o practican el ayuno intermitente [link to article], utilizando esto para así crearse una disciplina y autocontrol en torno a la comida. Te permite llevar a cabo una dieta normal y saludable casi toda la semana, tomando solamente dos días (o tres para los que son ambiciosos) donde solamente consumes un 25% de tus calorías diarias regulares.

Una pregunta que mucha gente se hace acerca de las dietas es ¿Cuántas calorías necesitas? La ingesta diaria promedia para los hombres se encuentra generalmente alrededor de las 1,800 – 2,000 calorías. El promedio para las mujeres es de 1,500 – 1,800 calorías.

Éstos, sin embargo, son promedios; tus necesidades podrían ser distintas. Por ejemplo, si realizas muchas actividades físicas, tus necesidades calóricas podrían ser más altas. Si te la pasas sentado en tu oficina durante el día, tus necesidades podrían ser menores. Trabajar de la mano con un entrenador experto en salud puede ser de ayuda si no estás seguro de qué es lo mejor para ti.

3 formas de obtener mejores resultados al querer bajar de peso

 Aunque una pérdida de peso gradual podría representar el mejor enfoque, no quiere decir que no haya maneras de mejorar tus resultados de forma natural. Además de mantenerte más activo y comer alimentos naturales, comer saludablemente también puede:

  • Limpiar. Levar a cabo una limpieza de colon elimina la acumulación de desechos que pueden interferir con tu metabolismo. Esto ayuda a promover una digestión más saludable, un mejor equilibrio de agua en el cuerpo y a eliminar toxinas que podrían interferir con tu metabolismo y tu salud inmunológica. Una de las limpiezas más sutiles y suaves que podrías experimentar es aquélla con magnesio oxigenado. Cleanse Infused
  • Mejorar la digestión. Tú comes con el fin de obtener nutrientes, aquellas vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos que tu metabolismo necesita para generar energía, reparar células y mantener tu sistema inmunológico lo suficientemente fuerte para poder resistir las infecciones. Si se te dificulta digerir los alimentos o no los digieres por completo, no estás obteniendo todos los nutrientes que necesitas. Puedes mejorar la digestión consumiendo enzimas digestivas
  • Agrégale proteína de alta calidad a tu dieta. Consumir suficiente proteína de calidad puede suponer un desafío. Los batidos y polvos proteicos son populares entre muchas personas que siguen dietas por las razones mencionadas – para obtener aminoácidos esenciales y para no sentir tanta hambre. Protein Infused

Cómo evitar el rebote

Una vez que alcanzas tu meta y bajas de peso, ¿Cómo puedes evitar volver a engordar? Si has llevado a cabo cambios en tu estilo de vida, podrías darte cuenta de que esto sucede de forma natural. Muchas personas que realizan el ayuno intermitente, les gusta hacerlo y deciden seguirlo haciendo para mantener su peso bajo control.

Algunos eligen darse el gusto con algo “indebido” una vez al día. Por ejemplo, si se toman una cerveza o una copa de vino en la cena, no comen postre. Si lo que quieren es comer postre, entonces no toman alcohol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *