Salud

Cómo identificar el crecimiento excesivo de la cándida

Candida growth

Hay una creciente concientización de que la cándida puede ser un problema mucho más grave de lo que se pensaba anteriormente. No estamos hablando de la cándida que causa infecciones por hongos o aftas, no, ésta es la cándida que se aloja en tu tracto digestivo; si ésta se sale de control, lo cual se conoce como crecimiento excesivo de cándida, entonces estarás en problemas.

En una publicación anterior, compartimos 5 formas en que la cándida puede destruir tu salud. De nuevo, no hablamos de la cándida que eres capaz de observar; sino de aquella cándida que no puedes ver, y como no puedes verla, no te percatas de que se está convirtiendo en un grave problema de salud.

Todo lo que tienes son síntomas; Y si bien los síntomas pueden reflejar una amplia gama de posibles problemas de salud, todo en esta vida moderna promueve el crecimiento excesivo de cándida y los problemas de salud que conlleva. Observemos más de cerca…

La vida moderna promueve un crecimiento excesivo de cándida

La cándida es una levadura de hongos, vive en todo tu cuerpo, incluso en el tracto digestivo. De hecho, la cándida incluso ayuda con la digestión y la absorción de nutrientes, pero solamente lo hace cuando está bajo control.

¿Y Qué mantiene a la cándida bajo control? Básicamente, es una combinación de bacterias probióticas, enzimas y tu sistema inmunológico.

Desafortunadamente, este sistema puede desequilibrarse fácilmente po0072 la vida moderna. Por ejemplo, los antibióticos pueden matar los gérmenes causantes de enfermedades, pero también matan las bacterias probióticas que te ayudan con tu digestión y mantienen a la cándida bajo control , los anticonceptivos orales también matan las bacterias probióticas y la dieta también representa un problema, siendo una levadura, la cándida se nutre de azúcares; Por lo tanto, una dieta rica en azúcares, especialmente azúcares añadidos y alimentos procesados que contengan muchos azúcares, alimenta a la cándida. Este tipo de dieta no te ayuda ni a ti ni a tus beneficiosas bacterias probióticas, daña a ambos ya que las bacterias probióticas necesitan fibra, no azúcares y el exceso de azúcares limita y también empobrece la capacidad de tus enzimas para descomponerlos antes de que la cándida se los trague.

En efecto, la vida moderna le brinda a la cándida mucho espacio para crecer y mucho alimento que comer y una vez que cuando lo hace, tu salud puede sufrir las consecuencias.

Síntomas de crecimiento excesivo de cándida en tu tracto digestivo

Si tienes un crecimiento excesivo de cándida en tu tracto digestivo, podrías experimentar alguno de los siguientes síntomas:

El deseo de comer azúcar

¿Se te antoja el azúcar? Podría ser que la cándida esté consumiendo tus azúcares antes de que tu cuerpo tenga la oportunidad de usarlos. A menos que estés llevando una dieta cetogénica, tus músculos utilizan la glucosa como combustible; si la cándida llega a la glucosa primero, podría ser que termines perdiendo ese combustible que tus músculos necesitan. Claro si comes más continuarás alimentando a la cándida y también podrías afectar de forma negativa la capacidad tu cuerpo para procesarla, entonces los azúcares se convertirán en grasa.

Aumento de peso

La cándida produce dos venenos tóxicos, el acetaldehído y la gliotoxina, los cuales interrumpen la capacidad del hígado de llevar a cabo sus funciones. Tales funciones incluyen ayudar con la digestión, mantener equilibradas las hormonas, descomponer las toxinas y mucho más. Si bien los efectos de éstos son muy variados, la incapacidad para procesar eficientemente los alimentos, las hormonas y las toxinas ralentiza el metabolismo y tú sabes lo que eso significa… aumento de peso.

Desequilibrios hormonales

Un hígado ineficaz no es capaz de mantener las hormonas en equilibrio. También una mala digestión, la cual ocurre como resultado de un sistema digestivo que no funciona correctamente, también afecta la disponibilidad de vitaminas, minerales y otros nutrientes necesarios para que tu metabolismo pueda desarrollar, deshacer y regular los niveles hormonales.

Gases, hinchazón e indigestión

Mientras que la cándida prospera, las bacterias probióticas en el intestino que ayudan con la digestión dejan de hacerlo. Esto deja una gran cantidad de alimentos sin digerir, pero también provoca que otras bacterias dañinas se vuelvan más frecuentes en todo el tracto digestivo. Estas bacterias «poco amistosas», junto con la cándida, liberan gases que irritan los intestinos y provocan hinchazón e indigestión e incluso estreñimiento o diarrea frecuentes.

Acné, tono de piel pobre u otras afecciones de la piel

Una piel sana y bonita depende de tener un hígado saludable. Cuando el hígado funciona bien, procesa toxinas y desechos y los envía a través de los canales «preferidos», los riñones y el colon. Cuando tu hígado se siente abrumado, pues, entonces se deshace de las toxinas enviándolas hacia la piel para su almacenamiento y liberación. Y ¿en qué se basa el hígado para funcionar correctamente? ¡Un tracto digestivo saludable!

El efecto de la cándida en el hígado, por la forma en que interfiere con el proceso digestivo y las toxinas que libera y que atacan al hígado, hace que consecuentemente la piel también sufra. Problemas comunes de la piel tales como el acné, un tono de piel pobre hasta otras afecciones pueden ser una señal de que hay un crecimiento excesivo de cándida.

Fibroniebla o niebla cerebral

¿Tienes problemas para concentrarte? Tal vez te cueste bastante enfocarte o recordar las cosas. La cándida podría ser el problema.

Años atrás, algunos investigadores se refirieron al intestino como el «segundo cerebro». La razón es que su tracto digestivo alberga el segundo mayor número de células nerviosas, el segundo después del cerebro. También notaron que parece haber una conexión directa entre un tracto digestivo saludable y el pensamiento, el estado de ánimo, la memoria y más.

Por ejemplo, los investigadores de la Universidad de California en Los Angeles descubrieron que cuando las mujeres tomaban suplementos con probióticos, no solo mejoraba su digestión, sino también su memoria y su pensamiento.

Enfermedades frecuentes

La mayor parte de tu respuesta inmunológica tiene lugar en tu tracto digestivo. Cuando la cándida está al mando, tu sistema inmunológico se debilita. ¡Uno de los azúcares que se encuentran en la biopelícula que se forma cuando la cándida se pone su densa cobertura lo que hace en realidad es desconectar las células inmunológicas!

Tu hígado también juega un papel fundamental en la respuesta inmunológica, suministrando antioxidantes como el glutatión para ayudar a atacar y deshacer los gérmenes. Cuando la cándida interfiere con la capacidad de tu hígado de llevar a cabo sus numerosas funciones, te vuelves más susceptible a contraer enfermedades.

¿Será acaso el crecimiento excesivo de cándida el problema que tú tienes?

Si experimentas alguno de estos síntomas con frecuencia, la cándida podría ser el problema. Modificar la dieta que llevas y concentrarte en comer vegetales frescos y nutritivas proteínas vegetales es una forma de abordar el problema; para algunas personas lo anterior puede ser suficiente; La cándida, sin embargo, puede ser un hongo difícil de limpiar. Para más información y detalles, échale un vistazo a nuestra próxima publicación de la serie de Cómo deshacerse de la cándida de una vez por todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *