Enzimas, Salud

Cómo las enzimas metabólicas (sistémicas) estimulan el metabolismo

El metabolismo llama mucho la atención por la conexión que existe entre éste y el peso corporal. A las personas con un metabolismo más alto se les facilita más permanecer delgadas, pulcras y tonificadas, motivo por el cual el negocio de los refuerzos metabólicos es tan grande. Aunque la pérdida de peso es solamente uno de los beneficios que te ofrece un refuerzo metabólico.

Un metabolismo alto implica contar con más energía, significa menos enfermedades pues tener un metabolismo activo también quiere decir que existe un sistema inmunológico activo. También implica que te recuperas más rápidamente del ejercicio y de las lesiones, mejor circulación sanguínea y un corazón más sano, y menos achaques y dolores en las articulaciones.

Con tantos beneficios, ¡Es sorprendente que no toda la gente adulta esté procurando utilizar refuerzos metabólicos!

Esto es particularmente cierto, pues los refuerzos metabólicos reales no son hierbas exóticas, bionutrientes recientemente descubiertos o pastillas caras. Son sustancias tan comunes como estás a punto de ver. Hablamos de las enzimas.

Existen tres tipos de enzimas: enzimas digestivas, enzimas a base de alimentos (enzimas como la bromelaína que provienen de las plantas) y enzimas metabólicas, también conocidas como enzimas sistémicas. Las enzimas digestivas ayudan específicamente con la digestión. Las enzimas a base de alimentos descomponen el material vegetal y ayudan con la digestión cuando son consumidas. Las enzimas metabólicas, pues, se encargan de todo lo demás.

Beneficios de las enzimas metabólicas

La velocidad de tu metabolismo depende de la presencia de las enzimas metabólicas.

Estas enzimas mantienen activas las reacciones químicas. Éstas son las reacciones químicas que se encargan de convertir los nutrientes que consumes, de alimentos a energía. Hacen posible que las células inmunológicas eliminen bacterias y virus. También le brindan soporte al mecanismo corporal encargado de sanar lesiones, sistema que provoca inflamación como respuesta a una lesión y cada una de las etapas, desde el primero compuesto inflamatorio hasta la curación completa.

Esto significa que las enzimas metabólicas tienen que ver con:

  • Qué tanta energía tienes
  • La pérdida de peso
  • El control del azúcar en la sangre
  • La circulación sanguínea
  • La cicatrización/curación de heridas
  • La reparación y replicación del ADN
  • Mantener un colesterol saludable
  • La eliminación de toxinas
  • La erradicación de gérmenes
  • El estado de ánimo, la memoria y la salud mental

¡En realidad, éstas te benefician en todos los aspectos de tu vida!

Cómo las enzimas metabólicas estimulan tu metabolismo

Tu cuerpo produce miles de enzimas metabólicas. Cuando aún eres joven, existen dos factores que se aseguran de que produzcas bastantes enzimas:

  • Tu cuerpo produce muchísimas
  • Tu cuerpo aún no ha sido expuesto a un montón de toxinas contra las cuales simplemente no puede ganar

Esto va cambiando conforme envejeces. Aproximadamente a los 20 años de edad, una vez que has dejado de crecer, la producción en enzimas en tu cuerpo se vuelve lenta. Esta disminución, junto con una natural y mayor exposición a las toxinas, por no hablar de los radicales libres producidos como resultado de cada una de las reacciones químicas de tu cuerpo, puede comenzar a abrumar y aplastar a las enzimas metabólicas que tú naturalmente produces.

Existe, no obstante, una forma de ayudar a tu cuerpo a seguir adelante. Tiene que ver con incrementar tus niveles de enzimas metabólicas, o al menos, un tipo específico de enzimas metabólicas, las enzimas proteolíticas. Cuando hagas lo anterior, acelerarás las reacciones químicas que tu cuerpo necesita para así mejorar la distribución de la sangre, oxígeno y nutrientes destinados a las células en cada parte de tu cuerpo, reforzando así la producción de energía, la efectividad de la respuesta inmunológica y reduciendo el tiempo de recuperación en general (¡lo cual se traduce en menos inflamación!).

Lo que hacen las enzimas metabólicas, o sistémicas, para promover una salud óptima

Las enzimas que tú puedes consumir para fortalecer tu metabolismo se conocen como enzimas metabólicas o sistémicas. (podrías también ocasionalmente escuchar que se refieran a ellas como enzimas proteolíticas). El término “proteolítico” proviene del “proteo”, refiriéndose a proteína, y el “lítico”, el cual significa descomposición. Por lo tanto, las enzimas metabólicas descomponen las proteínas.

¿Cómo es que esto refuerza tu metabolismo?

La acumulación de proteína en tu sangre, articulaciones y en tus venas y arterias, interfiere con la distribución de nutrientes y oxígeno a las células a través de todo cuerpo. Esto disminuye la energía que utilizas. También incrementa la presencia de moléculas inflamatorias (ya que el exceso de proteína en el cuerpo es considerado por tu cuerpo como una lesión). Esto provoca inflamaciones, por ende mantiene tu cuerpo en un constante estado de “lesión”.

Entre estas proteínas se incluyen a:

  • La fibrina, la sustancia en la sangre que estimula la coagulación para hacerle frente a las lesiones
  • Los gérmenes, bacterias o virus, lo cuales son encerrados y protegidos por la paredes celulares de las proteínas
  • Los complejos inmunes circulantes (CIC), grandes moléculas proteicas de células inmunológicas y gérmenes esperando la descomposición enzimática
  • La placa arterial, la cual reduce la elasticidad de las arterias, agregándole presión al corazón

Al deshacerte de estas proteínas, tu metabolismo se pone en marcha. Quemas energía de una forma más eficiente, lo cual ayuda a tu cuerpo a quemar grasa también. Al remover toxinas, te deshaces de aquellos compuestos que continuamente provocan la inflamación. Investigaciones han demostrado que las enzimas metabólicas también:

  • Descomponen la placa arterial
  • Mejoran las funciones cardiacas en general
  • Promueven la remoción de células que podrían contribuir al desarrollo de tumores
  • Reducen la inflamación, y funcionan tan bien como muchos medicamentos que se venden sin receta, especialmente para el dolor de las articulaciones.

Cómo aprovechar al máximo los refuerzos metabólicos

Podrías invertir en hierbas, vitaminas y minerales por sus propiedades para reforzar el metabolismo, pero si existe demasiado desorden en la sangre, podrías decepcionarte con los resultados obtenidos.

Para reforzar tu metabolismo, necesitas eliminar las toxinas, proteínas y desechos de tu torrente sanguíneo. Si no lo haces, los nutrientes no pueden llegar a sus destinos. Si el estreñimiento o un intestino irritable son problemas comunes, podría ser necesario que te hagas una limpieza de colon [LINK TO CLEANSE INFUSED] para ayudar a reducir la inflamación en los intestinos

Mientras haces esto, el tomar enzimas metabólicas [LINK TO METABOLIC INFUSED] le ayuda a tu cuerpo a desintoxicarse, ayudándole a limpiar la sangre y reducir la inflamación. Durante este proceso, estas enzimas metabólicas también promueven la remoción corporal de otras toxinas y desechos.

Una vez que has terminado lo anterior, podrías agregarle a tu dieta hierbas u otras vitaminas para reforzar tu metabolismo. No obstante, puede que termines dándote cuenta que las enzimas metabólicas era todo lo que te hacía falta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *