Salud

LOS PODEROSOS BENEFICIOS A LA SALUD DE UN AYUNO INTERMITENTE

intermitent fasting

¡El ayuno intermitente es buenísimo para bajar de peso! Realiza una búsqueda en Google y encontrarás muchas historias (como ésta) sobre cómo las personas que recurrieron al ayuno intermitente, o «AI» para abreviar, han bajado peso. Y tampoco es que estemos hablando de personas que necesiten perder unos kilitos.

Muchas de las historias de éxito de pérdida de peso por medio del ayuno intermitente, provienen de personas que lucharon contra la obesidad durante años. En el momento en que las otras dietas no cumplieron con su objetivo, se dieron cuenta que el enfoque de “AI” hacía que fuera más fácil seguir llevándolo a cabo. ¡Y Mejor aún, al continuar con el AI, han mantenido el mismo peso!

Algo que hay que entender sobre el ayuno intermitente es que ¡no es una dieta! Estudios pueden mostrar que funciona para bajar de peso, pero el AI es realmente una forma de vida, lo cual hace que sea tan fácil de seguir haciendo. Más importante aún, sus beneficios van más allá de la pérdida de peso y el control de este.

¿Qué es el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente describe un estilo de vida que presenta un patrón que alterna la alimentación normal y períodos de ayuno. Una práctica popular es el método 5:2. Tú llevas una dieta normal cinco días a la semana y los otros dos días consumes como máximo el 25% de tus calorías dietéticas normales. Para una dieta de 2,000 calorías, esto sería 500 calorías; para una dieta de 1.800 calorías sería de 450 calorías.

La práctica no deja claro en qué días vas a ayunar, lo importante es que lo hagas dos veces por semana. En general, se recomienda espaciar los días, para que haya al menos un día sin ayudo entre cada uno de los dos donde sí ayunes.

Una dieta normal, por supuesto, no incluye la «comida chatarra», esto contrarrestaría o negaría el valor de los períodos de ayuno, ¡y hasta  podría también hacerte subir de peso! Pero como se señaló, la pérdida de peso no es el único y principal beneficio del ayuno intermitente. Existen muchos otros poderosos beneficios que los investigadores del ayuno intermitente han compartido:

Acelera el metabolismo

Investigaciones explican que las personas que hacen ayuno intermitente disfrutan de niveles más bajos de colesterol y triglicéridos. Según los resultados de un pequeño estudio, esto puede tener que ver con la capacidad para metabolizar de mejor forma las grasas. Sus cuerpos simplemente eliminaron la grasa del sistema más rápidamente después de que comieron. Esto significa más energía, una recuperación más rápida después de hacer ejercicio y otros trabajos físicos y una mente más clara.

Regenera las células intestinales para mejorar la digestión

El ayuno intermitente activa las células madre que son responsables de la regeneración y la renovación del revestimiento intestinal. Este proceso es muy importante para mantener los intestinos funcionando con la máxima eficiencia.

Síntomas tales como indigestión, gases, hinchazón y, en general, intestinos irritables nos indican una digestión incompleta y, a menudo, se producen como resultado de una mala alimentación, enfermedad y la edad. Cualquiera que sea la causa, la presencia de estos síntomas también significa que el revestimiento de los intestinos se está descomponiendo. La investigación sugiere que el ayuno intermitente les da a los intestinos la oportunidad de recuperarse, lo cual ayudaría a mejorar la digestión, la absorción de nutrientes y podría reducir los desagradables gases, la hinchazón y otros incómodos malestares que ocurren con la mala digestión.

Mejora el estado anímico

En un estudio, las personas con esclerosis múltiple que practicaron ayuno intermitente mostraron mejoras significativas en su bienestar emocional general. El ayuno intermitente ha demostrado ser capaz de aumentar los niveles de FNDC, una proteína en el cerebro asociada con la mejora del estado de ánimo y la memoria.

Protege el cerebro

Se ha demostrado que el ayuno intermitente provoca un proceso llamado autofagia, el cual elimina las células viejas o muertas del cuerpo; también hace esto en el cerebro; esto tiene un impacto profundamente positivo en el cerebro, ya que promueve la creación de nuevas células cerebrales, que son esenciales para proteger tu memoria, promover un estado de ánimo positivo y pensar con claridad.

El AI aumenta los niveles de hormona del crecimiento

La hormona del crecimiento humano es compatible con los procesos naturales de curación de tu cuerpo. También es compatible con la salud del cerebro y mantiene sus células funcionando de la forma en que se supone que deben hacerlo. La investigación muestra que el ayuno intermitente alienta de manera natural a tu cuerpo a producir más HCH, la cual ayuda a mantener el cuerpo en un estado de renovación normal.

Mejora la respuesta a la insulina y los niveles de azúcar en la sangre

Los investigadores han observado mejoras en los niveles de insulina al estar en ayunas y una menor resistencia a la insulina en personas que llevan a cabo el ayuno intermitente.

Ayuda a mejorar la salud del corazón

La pérdida de peso, niveles más bajos de colesterol y triglicéridos y un mejor nivel de azúcar en la sangre, lo cual ocurre como resultado de una mejor respuesta a la insulina, son cosas que también favorecen la salud del corazón. Investigaciones adicionales demuestran que el AI ayuda a contar con una presión arterial más baja y unos niveles más altos de colesterol HDL (colesterol bueno).

El AI aumenta la resistencia al estrés oxidativo y la inflamación

El ayuno intermitente también aumenta la capacidad del cuerpo para responder a la inflamación crónica. En un estudio, los investigadores analizaron el efecto del AI en pacientes con asma y descubrieron que la dieta disminuía la inflamación en las vías respiratorias y mejoraba la respiración general

Retrasa el envejecimiento y promueve la longevidad

El ayuno intermitente ha demostrado activar genes específicos llamados sirtuinas; estos genes son conocidos por sus efectos antienvejecimiento, especialmente por la forma en que mejoran el metabolismo, fomentan la respuesta antioxidante, ayudan al cuerpo a manejar el estrés y ayudan a eliminar las células viejas, las que ya no funcionan bien o las que están muertas. ¡Al promover la renovación celular, las sirtuinas retrasan el envejecimiento y pueden ayudarnos a tener una vida más larga y más saludable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *