Envió gratuito en órdenes superiores a $150*

GARANTÍA POR 45 DÍAS

Hemos cambiado la fecha de consumo de nuestros productos. — Más Información.

¿Qué pasa si no tomas vitaminas prenatales durante el embarazo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Resumen del artículo

  • Diferencia entre las vitaminas prenatales y otros suplementos
  • Vitaminas comunes que se recomiendan como suplemento en el embarazo y por qué
  • Cuándo tomar vitaminas prenatales
  • Qué pasa cuando las mujeres no toman vitaminas prenatales
  • Comentarios y puntos adicionales al considerar las vitaminas prenatales

Qué esperar cuando se está esperando es la primera pregunta que se plantea la gente ante un embarazo, en especial los padres primerizos. Entre las muchas preguntas que surgen están las cuestiones sobre la dieta, el acceso a nutrientes y si los suplementos son una solución útil. Veremos el papel de las vitaminas prenatales durante el embarazo. Más específicamente, examinaremos el propósito de los suplementos prenatales y lo que puede suceder si las mujeres no toman vitaminas prenatales durante el embarazo.

¿Cuál es el propósito de las vitaminas prenatales?

La respuesta corta es que las vitaminas prenatales aseguran que la madre y el bebé estén tan sanos como sea posible. Ayudan a reducir el riesgo de complicaciones durante el embarazo, discapacidades congénitas y deficiencias vitamínicas que pueden dar lugar a enfermedades más graves, tanto para la madre como para el bebé, ya sea durante o después del embarazo.

¿Cuál es la diferencia entre las vitaminas prenatales y las vitaminas comunes?

Hombres y mujeres a menudo eligen tomar suplementos de una u otra forma, según sus metas y circunstancias personales.

Por ejemplo, a las mujeres que tienen historial familiar de osteoporosis o que han utilizado el anticonceptivo inyectable de progesterona por más de dos años, su médico puede aconsejarles tomar calcio como suplemento diario.

Si alguien tiene una deficiencia vitamínica de cualquier tipo, es probable que se le recete alguna vitamina hasta que sus niveles se normalicen.

Las vitaminas se aconsejan para circunstancias y problemas de salud específicos. Las vitaminas prenatales se recomiendan para las necesidades específicas del cuerpo de una mujer embarazada.

Concretamente, las vitaminas prenatales responden al aumento en la cantidad diaria recomendada (CDR) para las mujeres embarazadas.

Varios nutrientes tienen una CDR más alta durante el embarazo. Sin embargo, algunas de las vitaminas que se tienen más en cuenta son el calcio, el ácido fólico y el hierro, debido a que constantemente hacen falta en cantidades adecuadas en la dieta de mujeres embarazadas, así como a su papel crucial en la salud de la madre y del bebé.

Revisaremos estas tres vitaminas, pero las mujeres embarazadas o que tratan de concebir deben hablar con su médico sobre dieta, nutrición y suplementos para darse una idea más holística y personalizada de las necesidades de su cuerpo.

Calcio durante el embarazo

El calcio es uno de los nutrientes esenciales en el embarazo. Ayuda a asegurar que los músculos y nervios funcionen adecuadamente, además de desempeñar su función esperada en la formación de huesos fuertes y sanos.

El cuerpo de una mujer embarazada utilizará cualquier recurso que pueda para priorizar el crecimiento y desarrollo del bebé. Esa prioridad incluye sustraer calcio de los huesos y dientes de la madre.

Las vitaminas prenatales típicamente contienen de 200 a 300 miligramos de calcio. Las mujeres embarazadas necesitan por lo menos 1,000 miligramos de calcio, por lo que es de suma importancia que incrementen su ingesta de calcio mediante alimentos ricos en calcio, como jugo de naranja, tofu, col rizada y repollo chino.

Quienes son veganas o intolerantes a la lactosa deben discutir opciones con su médico, como aumentar su dosis diaria de vitaminas prenatales o cambiar a vitaminas con prescripción médica durante los meses cruciales en que su cuerpo las necesita más.

Ácido fólico durante el embarazo

El ácido fólico, también conocido como vitamina B-9 o folato, tiene un papel crucial en la prevención de discapacidades congénitas comunes. Sobre todo, reduce el riesgo de defectos del tubo neural durante el primer mes de embarazo, una causa de espina bífida (defecto de nacimiento que ocurre cuando la columna vertebral y la médula espinal no se forman correctamente) y de anencefalia (defecto de nacimiento por el que el bebé nace sin ciertas partes del cerebro y del cráneo).

Muchos complejos vitamínicos contienen ácido fólico, sin embargo, por su papel en el embarazo y en el desarrollo adecuado del feto, las vitaminas prenatales garantizan una dosis más alta.

Las vitaminas prenatales a menudo tienen alrededor de 400 microgramos de ácido fólico, la cantidad diaria recomendada.

Sin embargo, también se recomienda consumir alimentos fortificados para asegurarse de obtener suficiente folato todos los días. Ejemplos de alimentos fortificados son algunos panes, maíz y harina para masa de maíz. Las mujeres embarazadas también pueden obtener folato de las verduras de hoja oscura, en especial de las espinacas, algunas nueces, guisantes y otras verduras.

Hierro durante el embarazo

El hierro es un suplemento común en las vitaminas diarias, complejos vitamínicos y vitaminas prenatales. Aunque muchas personas obtienen suficiente hierro de su dieta, esta es una deficiencia común. Aunque considerablemente mayor en los países en desarrollo, la deficiencia de hierro es también una de las más comunes en el mundo desarrollado.

El hierro es crucial durante el embarazo para reducir el riesgo de anemia y los riesgos de bajo peso al nacer, nacimiento prematuro, depresión posparto y muerte infantil, ya sea antes, durante o después del parto.

La cantidad diaria recomendada (CDR) de hierro para mujeres que no están embarazadas es de aproximadamente 18 miligramos. Durante el embarazo, esta aumenta a 27 miligramos. Las vitaminas prenatales pueden garantizar esos 9 miligramos adicionales al día.

Si deseas aumentar tu ingesta de alimentos ricos en hierro durante el embarazo, asegúrate de seleccionar fuentes ricas en hierro que sean seguras para mujeres embarazadas. Esto es especialmente importante para mujeres que se enfocan en una dieta vegetariana. Algunos alimentos ricos en hierro son los frijoles, los granos fortificados, las verduras de color verde oscuro y algunas frutas. 

¿Cuándo debe una mujer empezar a tomar vitaminas prenatales?

Si bien cada mujer debe consultar con su médico respecto a decisiones sobre la salud y el embarazo, incluida la decisión de tomar vitaminas, la recomendación generalmente aceptada es comenzar a tomar vitaminas prenatales unos tres meses antes de tratar de concebir.

Al tomar vitaminas prenatales tres meses antes de tratar de embarazarse, la mujer aumenta sus probabilidades de lograrlo, ya que su cuerpo está listo. Su sistema reproductivo estará en óptimas condiciones de salud, como sus óvulos, que se desarrollan 90 días antes de ser liberados.

Al iniciar anticipadamente con las vitaminas prenatales, la mujer ya tendrá los hábitos alimenticios que necesita para tener un bebé sano y un embarazo seguro. Esto es especialmente cierto durante las primeras semanas de embarazo, que son cruciales. 

¿Qué pasa si las vitaminas prenatales no se toman en el primer trimestre?

Quienes no pudieron planear con tres meses de anticipación, simplemente consulten a su médico lo antes posible y sigan su consejo de tomar vitaminas prenatales tan pronto sepan que están embarazadas.

Sobre todo, el ácido fólico es fundamental especialmente durante las primeras semanas de embarazo. Ayuda a prevenir discapacidades congénitas comunes e importantes.

Las opiniones de los médicos difieren con respecto a las vitaminas prenatales y al grado de urgencia durante el primer trimestre. Muchas mujeres embarazadas que sufren náuseas matutinas pueden descubrir que estas se agravan con las vitaminas prenatales, así como sus malestares estomacales.

En este caso, los médicos ayudan a sus pacientes a decidir si continúan tomando vitaminas prenatales y añadir a su régimen un medicamento para las náuseas. En algunos casos, a los médicos no les preocupa que las mujeres omitan las vitaminas prenatales durante el primer trimestre, siempre y cuando cuiden y equilibren su dieta y obtengan los nutrientes suficientes mediante abundantes alimentos saludables.

Una vez que las náuseas del embarazo desaparecen, la mayoría de los médicos recomiendan que las mujeres embarazadas vuelvan a tomar vitaminas prenatales. Algunos incluso recomiendan que se tomen después del embarazo, durante la lactancia

Dicho esto, si una mujer va a tomar vitaminas adicionales después del embarazo, hay un régimen posparto por el que algunas pueden optar.

¿Qué pasa si una mujer embarazada no toma vitaminas prenatales durante el embarazo?

Para las mujeres en países desarrollados, que viven por encima de la línea de pobreza y pueden invertir en una dieta rica en nutrientes de alta calidad, las vitaminas prenatales pueden no ser tan necesarias como para otras mujeres con menos oportunidades y acceso limitado.

No solo es necesario que las mujeres tengan acceso a todos los tipos de alimentos de alta calidad que necesitan, sino que también tengan acceso a la información para que puedan instruirse debidamente. Además, es vital que tengan acceso a cuidados médicos de calidad para resolver dudas específicas y preguntas de salud personal.

Para las mujeres que no cuentan con información, cuidados médicos de calidad y acceso a las cantidades necesarias de alimentos de calidad durante el proceso del embarazo, las vitaminas son cruciales. Las vitaminas prenatales constituyen una verdadera necesidad especialmente para las mujeres que viven en áreas rurales, debajo de la línea de pobreza o en países en vías de desarrollo.

Más allá de la conversación sobre acceso y recursos, las mujeres que no toman vitaminas prenatales pueden correr el peligro de un embarazo riesgoso, o pueden poner al bebé en peligro de desarrollar discapacidades congénitas y un número de enfermedades debilitantes de por vida, como las mencionadas anteriormente.

Comentarios finales sobre las vitaminas prenatales y otros suplementos

Puede ya estar claro que las vitaminas prenatales son una consideración vital para las mujeres, no solo durante el embarazo, sino antes de tratar de embarazarse e incluso después del embarazo, durante la lactancia. Hay algunos recordatorios importantes para quienes son nuevas en el tema de las vitaminas prenatales.

Verifica siempre con tu médico

Siempre es aconsejable informar al médico antes de tomar cualquier medicamento o suplemento, aunque se vendan sin receta. Al mantener a su médico al tanto, la paciente tendrá a otra persona que vigile los valores adecuados en análisis y que esté atenta a las interacciones y complicaciones. Además, cuando se incluye al médico como un socio en la salud, te puede aconsejar de acuerdo a tu salud y a tus necesidades individuales. Un médico puede ayudar a sus pacientes a elegir los nutrientes adecuados para complementar las cantidades correctas para su cuerpo y estilo de vida, y ajustar otros medicamentos para compensar los cambios rápidos que suceden en el cuerpo de una mujer embarazada.

Lo mismo aplica para quienes eligen no tomar vitaminas prenatales. El médico puede ayudar a sus pacientes a decidir si es mejor otro momento del día o tomar otras vitaminas, o ayudar a vigilar deficiencias para que la paciente pueda tomar decisiones informadas.

Los suplementos son un complemento, no un sustituto

Considera las vitaminas como un suplemento, no como un sustituto. Las vitaminas prenatales no están hechas para reemplazar una dieta poco saludable. Las vitaminas prenatales están formuladas para mejorar una dieta que ya es saludable. Tampoco sustituyen al ejercicio, a la hidratación y a las buenas prácticas de salud mental, ni al esfuerzo por llevar un estilo de vida saludable en general.

La calidad es un factor

Puede ser difícil decidir cuáles vitaminas prenatales o vitaminas en general tomar. Existe una multitud de marcas y variedad de aseveraciones por los estantes de toda farmacia, tienda de alimentos saludables y en internet.

Con vitaminas de todo tipo, incluidas las vitaminas prenatales, asegúrate de elegir las de la mejor calidad disponible. Esto incluye vitaminas y suplementos que se produzcan de acuerdo con los más altos estándares de calidad en instalaciones aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). También pueden ser de origen vegetal, sin transgénicos y libres de rellenos e ingredientes artificiales. Para quienes tienen restricciones en su dieta, también hay suplementos sin gluten, sin lactosa, y suaves para los estómagos delicados. 

Regímenes a la medida

Si bien el médico puede ayudar en las decisiones sobre cuándo y con qué frecuencia tomar las vitaminas adecuadas, todas las personas interesadas en complementar su dieta, especialmente las mujeres embarazadas, necesitan considerar formas de optimizar la absorción de nutrientes.

Los suplementos de alta calidad tendrán ya una alta biodisponibilidad. Sin embargo, quienes tienen problemas con la digestión o cuyo cuerpo no funciona a niveles óptimos pueden descubrir que no están aprovechando al máximo sus vitaminas.

Por ejemplo, hay quienes pueden elegir tomar suplementos de enzimas digestivas para asegurar que sus intestinos funcionen al máximo y digieran los nutrientes, ya sean vitaminas o alimentos integrales. Las embarazadas deberán seguir discutiendo estas opciones con su médico, pero hay beneficios que vale la pena considerar al diseñar un régimen personalizado de vitaminas y suplementos.

  1. Referencias:
    Cantidad diaria recomendada (CDR): https://www.fda.gov/consumers/womens-health-topics/pregnancy
  2. Calcio: https://www.webmd.com/baby/get-the-calcium-you-need-during-pregnancy#1
  3. Alimentos que contienen calcio: https://americanpregnancy.org/naturally/where-to-get-calcium-naturally-during-pregnancy/
    Ácido fólico: https://www.cdc.gov/ncbddd/folicacid/about.html
  4. Defectos del tubo neural: https://medlineplus.gov/neuraltubedefects.html
  5. Espina bífida: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/spina-bifida/symptoms-causes/syc-20377860
  6. Anencefalia: https://www.cdc.gov/ncbddd/birthdefects/anencephaly.html
  7. Alimentos que contienen folato: https://ods.od.nih.gov/factsheets/Folate-HealthProfessional/
  8. Problema global de deficiencia de hierro: https://www.who.int/nutrition/topics/ida/en/
  9. Anemia: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/iron-deficiency-anemia/symptoms-causes/syc-20355034
  10. Riesgos de anemia durante el embarazo: https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/in-depth/anemia-during-pregnancy/art-20114455
  11. CDR de hierro: https://ods.od.nih.gov/factsheets/Iron-HealthProfessional/
  12. Alimentos ricos en hierro seguros en el embarazo: https://www.ucsfhealth.org/education/anemia-and-pregnancy
  13. Toma vitaminas prenatales 3 meses antes de tratar de concebir: https://www.premamawellness.com/blogs/blog/8-reasons-you-need-a-prenatal-before-trying-to-conceive
  14. Náuseas del embarazo: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/morning-sickness/symptoms-causes/syc-20375254
  15. Tomar vitaminas prenatales durante la lactancia: https://www.babymed.com/breastfeeding/why-its-good-idea-continue-your-prenatal-vitamin-while-breastfeeding
  16. Vitaminas para después del parto: https://americanpregnancy.org/breastfeeding/postnatal-vitamins-while-breastfeeding/
  17. Vitaminas prenatales para mujeres con acceso a alimentos, información y cuidados médicos: https://www.todaysparent.com/pregnancy/study-says-women-can-skip-the-multivitamin-during-pregnancy-but-should-you/
  18. Quiénes tienen mayor necesidad de las vitaminas prenatales: https://www.hopkinsmedicine.org/news/newsroom/news-releases/vast-majority-of-poor-urban-women-dont-use-prenatal-vitamins-before-pregnancy-study-shows

Tres poderosos superalimentos se combinan en un solo suplemento denso en nutrientes mejorado por enzimas veganas y probióticos para promover una nutrición excepcional y una desintoxicación de todo el cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al día? ¡Suscríbete a nuestro boletín!

Carrito

VeganRecipes by AlidaVegan