Envió gratuito en órdenes superiores a $150*

GARANTÍA POR 45 DÍAS

Hemos cambiado la fecha de consumo de nuestros productos. — Más Información.

La mejor rutina para el cuidado de la piel durante el embarazo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Resumen del Artículo

  • El embarazo puede causar estragos en la piel, sin embargo, en este período delicado es mejor evitar algunos productos cosméticos.
  • Se evaluaron los datos para determinar qué productos para el cuidado de la piel se pueden utilizar de manera segura en el embarazo y cuáles dejar a un lado.
  • Siempre debes verificar con tu médico o con otro profesional de la salud cualificado al decidir si un producto es seguro de utilizar o no, especialmente durante el embarazo.

Problemas de la piel relacionados con el embarazo

Con todas las hormonas que corren por el cuerpo, no es de extrañar que la piel pueda sufrir durante el embarazo. Al soportar de todo, desde zonas secas a grasosas y desde ojos hinchados hasta acné, quizá te preguntes qué le pasó a tu piel si estás embarazada. Estos son algunos de los principales problemas que puedes experimentar:

  • Acné: una mayor producción de las hormonas llamadas andrógenos puede dar lugar a erupciones en el embarazo.
  • Estrías: a medida que el cuerpo crece y se estira durante el embarazo, pueden aparecer estrías rosadas, grises, cafés o rojas, sobre todo en el vientre.
  • Melasma: las hormonas del embarazo pueden provocar zonas de piel oscura en frente y mejillas, que se pueden agravar con la exposición al sol.
  • Ojeras oscuras: el melasma también puede afectar a las zonas delicadas alrededor de los ojos y dar lugar a ojeras oscuras e hinchazón.
  • Angiomas aracniformes: los cambios hormonales pueden causar que se desarrollen en la cara o el cuerpo vasos sanguíneos que parecen telarañas diminutas.
  • Piel seca: a medida que la piel empieza a estirarse, pierde elasticidad, lo que puede dar lugar a una piel seca y escamosa.
  • Erupción de pápulas y placas urticariales pruriginosas del embarazo (PUPPP, por sus siglas en inglés): esta erupción puede ocurrir en las estrías alrededor del vientre en los últimos meses del embarazo y causar comezón y ampollas ocasionales.

Aunque ninguna de estas afecciones de la piel es peligrosa, pueden ser molestas. La buena noticia es que existe una gran cantidad de productos para la piel que son seguros de utilizar durante el embarazo.

Qué hacer para cuidar la piel durante el embarazo

Te pueden haber dicho que evites muchas cosas en esta etapa, y con toda la información disponible, siempre es mejor verificar con tu ginecólogo o dermatólogo antes de utilizar un producto. Afortunadamente, hay muchos productos seguros para el cuidado de la piel que se pueden usar durante el embarazo. Además, muchos productos para la piel que son seguros en el embarazo se pueden comprar en las farmacias.

Antioxidantes

Para mejorar la piel dañada por el sol, un suero que contenga antioxidantes como té verde o vitamina C puede ayudar. La vitamina C es uno de los mejores antioxidantes para reparar el daño de la piel y estimular la síntesis de colágeno. Un producto con vitamina C humecta la piel reseca y mejora la apariencia del melasma en la cara y alrededor de la zona delicada de los ojos. Si bien las cremas que contienen vitamina E pueden prevenir las estrías, ten en cuenta que una ingesta alimentaria alta de vitamina E en el embarazo se ha asociado con la enfermedad cardíaca congénita infantil. Aunque consumir vitamina E es muy distinto que aplicarla tópicamente, consulta con tu profesional de la salud antes de utilizar la vitamina E en tu piel.

Péptidos

Los péptidos tópicos que ayudan a mantener la elasticidad de la piel son completamente seguros de usar durante el embarazo. Se ha demostrado que los hexapéptidos-11 y los péptidos de soya y salvado de arroz mejoran la elasticidad de la piel, aumentan la producción de colágeno y tienen efectos antienvejecimiento.  

Algas marinas

Las algas marinas son un excelente humectante y contienen una variedad de oligoelementos esenciales para la salud de la piel. Completamente seguro para su uso en el embarazo, un producto de algas marinas deposita directamente en la piel zinc, cobre y manganeso, que estimulan el colágeno, y sílice vigorizante. No obstante, ten cuidado: las algas marinas a menudo absorben metales pesados, por lo que busca ingredientes naturales y libres de estos metales.

Ácido hialurónico

Conocido por sus efectos antienvejecimiento, el ácido hialurónico hidrata la piel y disminuye la profundidad de las arrugas. El ácido hialurónico a menudo proviene de fuentes animales, pero también puedes encontrar productos derivados de plantas, los cuales son más suaves y más naturales. Su uso tópico es seguro en el embarazo e incluso puedes añadirlo a tu dieta mediante productos de soya fermentada y tubérculos ricos en almidón, como la remolacha o betabel.  

Trata las erupciones de PUPPP

Esta afección molesta de la piel debiera desaparecer naturalmente un par de semanas después de dar a luz, pero si no puedes esperar hasta entonces, prueba una crema hidratante rica que contenga ingredientes como manteca de karité o manzanilla.

Mantente hidratada

Una de las mejores cosas que puedes hacer por tu piel en cualquier etapa de la vida es mantenerla hidratada. Asegúrate de beber mucha agua para proteger tu piel de los efectos secantes del sol.

Utiliza filtro solar

Un filtro solar de amplio espectro ayuda a proteger la piel de la resequedad y del melasma. Elige un producto cuyos ingredientes activos sean minerales como el zinc o el dióxido de titanio, en vez de químicos dañinos que pueden entrar a tu torrente sanguíneo. Entre los ingredientes que hay que evitar se encuentran:

  • Ácido paraaminobenzoico (PABA, por sus siglas en inglés)
  • Oxibenzona
  • Octinoxato
  • Octocrileno
  • Homosalato
  • Nanopartículas

Come bien

La piel es un reflejo de la salud general, y una de las cosas más importantes que puedes hacer para cuidarla es seguir una dieta saludable. El embarazo no es la excepción. Elige frutas que contengan vitamina C y verduras de hoja verde. Llena tu plato de alimentos coloridos y come abundantes granos enteros: el arroz integral, la quinoa y la avena contienen niveles altos de zinc que es esencial para la producción de colágeno.

Qué no hacer para cuidar la piel durante el embarazo

Podrás leer largas listas de ingredientes que hay que evitar cuando estás embarazada y esto puede ser confuso, si no es que francamente aterrador. Ingredientes como el ácido salicílico, el ácido glicólico y el peróxido de benzoilo frecuentemente se mencionan como prohibidos en el embarazo, por lo que habla con tu profesional de la salud antes de emplearlos. Sin embargo, algunos ingredientes son más peligrosos que otros, y hay algunos que definitivamente debes evitar.

Retinoides

Los retinoides tópicos quizá sean uno de los ingredientes más comunes de los productos para la piel, y aunque la cantidad de producto que la piel absorbe sea poca, se deben evitar durante el embarazo. Algunos estudios han vinculado el uso de retinoides con defectos congénitos, y están especialmente contraindicados en el primer trimestre.

Hidroquinona

Utilizada a menudo como aclarador cosmético o para el tratamiento del melasma, la hidroquinona definitivamente no se recomienda en el embarazo. De hecho, la hidroquinona no se recomienda en ningún momento, debido a sus posibles efectos causantes de cáncer. Este ingrediente se ha prohibido en Europa y otros países y se considera potencialmente peligroso.

Tetraciclina

Cuando te sale acné, puede ser tentador buscar los antibióticos más fuertes para que tu piel vuelva a resplandecer cuanto antes. Pero si estás embarazada o en periodo de lactancia, evita la tetraciclina. Esta se ha asociado con la coloración amarilla de los dientes en los niños cuando se utiliza en los primeros meses del embarazo, y con hígado graso agudo en las madres cuando se utiliza en el tercer trimestre.

Bronceado

Si bien un poco de sol inicia la producción de vitamina D que es esencial para la salud, los excesos, aunque sean de algo bueno, están contraindicados en el embarazo. La exposición solar excesiva puede provocar quemaduras, melasma, envejecimiento prematuro y cáncer de piel en cualquier momento de la vida. Durante el embarazo la piel es más propensa a quemarse. El calentamiento excesivo en el embarazo está relacionado con anomalías de la columna. De cualquier manera, disfruta un poco de luz natural del sol (en lugar de una cama de bronceado, que no se recomienda), pero protege tu piel con ropa y filtro solar.

Otros productos que hay que evitar son:

  • Parabenos, que pueden causar daños en el desarrollo del feto.
  • Lauril sulfato de sodio, que se encuentra en geles de baño y champús.
  • Ftalatos, relacionados con problemas de desarrollo motor y de lenguaje en el feto.
  • Bótox (toxina botulínica A).
  • Dihidroxiacetona, un ingrediente de bronceado artificial.

La rutina perfecta para cuidar la piel durante el embarazo

Cuando se trata del cuidado de la piel durante el embarazo, sé amable contigo misma y sigue una rutina suave. Busca ingredientes de origen vegetal y evita tratamientos fuertes que pueden provocar daños en la piel, como las exfoliaciones químicas o las camas de bronceado.

Limpia

Elige un producto de limpieza suave que no elimine los aceites naturales de la piel, ya que esto puede provocar mayores problemas cutáneos. Para evitar erupciones en la piel por el embarazo, asegúrate de que tu producto no contenga jabón ni fragancia. Y no laves tu cara más de dos veces al día si tienes piel seca; solo una vez si tu piel es excesivamente seca. Si este es el caso, asegúrate de limpiar tu cara perfectamente por las noches y de eliminar cualquier rastro de suciedad y mugre.

Tonifica

Mantén tu cutis muy limpio y libre de grasa con un tónico de buena calidad. Elige un ingrediente natural como agua de rosas o hamamelis para eliminar de tu rostro hasta la última pizca de suciedad.

Utiliza suero

Antes de humectar, aplica un suero ligero para tratar las zonas secas o las líneas de expresión. Busca en los ingredientes ácido hialurónico y péptidos para hidratar completamente la piel.

Humecta

Para mantener el equilibrio en tu piel es importante usar crema hidratante todos los días. Un buen producto evita que la piel se vuelva demasiado seca o grasosa. Busca una crema hidratante con protección solar de amplio espectro y un FPS de 15 como mínimo.

Exfolia

Combate la resequedad de la piel y el acné mediante la exfoliación varias veces a la semana. Esto ayudará a evitar las erupciones en la piel al eliminar acumulaciones y permitirá que los productos que utilizas penetren mejor en la piel. No olvides los ojos. Combate el cansancio causado por los cambios hormonales y trata las zonas oscuras con una crema para ojos que contenga vitamina C o péptidos.

Utiliza maquillaje mineral

Si utilizas maquillaje, elige uno con minerales. El zinc y el titanio protegen naturalmente la piel del sol, y los minerales son mejores para tu piel que los conservantes y fragancias que contienen otros productos.

Conclusión

El embarazo es una etapa de cambios y, con todas las decisiones que se tienen que tomar en esta etapa, también puede ser estresante. Tomarte el tiempo de aprender un poco sobre los cuidados de la piel te ayudará a controlar cualquier problema cutáneo que surja y a mantenerlos a ti y a tu bebé a salvo. Recuerda que si algo se considera prohibido en el embarazo, probablemente también lo debas evitar durante la lactancia. Y recuerda: siempre debes verificar con tu médico o con otro profesional de la salud cualificado al decidir si un producto es seguro de utilizar o no, especialmente durante el embarazo.

Es el único sistema probiótico completo que combina 13 cepas probióticas de alta potencia con enzimas esenciales para mejorar la digestión y servir de soporte a nuestro sistema inmunológico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al día? ¡Suscríbete a nuestro boletín!

Carrito

VeganRecipes by AlidaVegan