Probióticos, Salud

¿Qué tan seguido debo hacerme una limpieza de colon?

¿Qué tan seguido debo hacerme una limpieza de colon? Realmente es una pregunta engañosa. Idealmente, tu colon debería limpiarse a sí mismo por completo al menos una vez al día. Si no es así, entonces la respuesta te indica que necesitas una limpieza de colon lo antes posible, esto acompañado de los cambios necesarios en tu estilo de vida para llegar a un punto donde el colon sí logre limpiarse a sí mismo con regularidad.

Tu salud depende de lo anterior. “Todas las enfermedades comienzan en el intestino”, es una cita atribuida a Hipócrates y es una gran razón por la cual la medicina natural le presta tanta atención a la salud intestinal. Cualquier trastorno de tu salud intestinal puede tener consecuencias de largo alcance. Investigaciones han ligado un mal funcionamiento intestinal a:

  1. Obesidad
  2. Desórdenes digestivos
  3. Diabetes
  4. Alergias
  5. Enfermedades del hígado
  6. Enfermedades del corazón
  7. Fibromialgia
  8. Intestino permeable
  9. Huesos débiles
  10. Respuesta inmunológica deficiente

Incluso está bien establecido que los pensamientos, la memoria, las emociones y estado anímico se encuentran inclusive vinculados a la condición y estado de tu intestino.

En pocas palabras, para una buena salud y vivir espléndidamente, necesitas de un colon sano. Para tu buena fortuna, el colon está diseñado para mantenerse en buen estado por sí solo. Por supuesto, en el mundo actual, esto puede tornarse complicado.


Una dieta occidental incrementó los niveles de una toxina intestinal en un 71% –

¡en tal sólo un mes!

Investigadores procuraron explorar la relación entre la dieta occidental rica en carbohidratos y grasas, y la salud intestinal. Le pidieron a ocho adultos sanos que comieran llevando un estilo occidental durante un mes, para después adoptar una dieta con un “estilo prudente” (una dieta con menos grasa saturada y más rica en fibras) durante un mes.

El llevar una dieta occidental produjo un incremento del 71% en la presencia de toxinas intestinales, a las cuales se les conoce por destruir la barrera intestinal (conocido como intestino permeable). También causa inflamación y promueve el síndrome metabólico, un término general que se refiere a la obesidad, azúcar en la sangre y otras enfermedades metabólicas crónicas.

La dieta del “estilo prudente” redujo la presencia de la toxina en un 38% en el transcurso de un mes. Mientras que esto podría respaldar el llevar una dieta más rica en fibra, también nos sugiere que lo malo que tomó un mes para desarrollarse tomará mucho más tiempo para deshacerse o repararse.

Además, la dieta saludable de hoy en día no se encuentra ni cerca de lo que nuestros ancestros solían comer. En un estudio, la dieta rica en fibra del “estilo prudente” incluyó 31 gramos de fibra, un valor que cumple con ingesta diaria recomendada de 25-35 gramos de fibra. No obstante, científicos han reportado que nuestros ancestros comían a diario alrededor de 135 gramos de fibra prebiótica.

La dieta moderna simplemente no proporciona la fibra necesaria para mantener el intestino, específicamente el colon, saludable.


Cómo limpiar y mantener tu colon en buen estado

La mejor limpieza sucede diariamente y ocurre de forma natural siempre que el colon se logra vaciar a sí mismo. Esto es apoyado por una dieta y un estilo de vida que suministre fibra dietética en abundancia y en la que se eviten comidas procesadas y azúcar añadido.

Una limpieza menos frecuente permite que los residuos se acumulen en el colon, lo cual reportan estudios tiene efectos duraderos que una limpieza ocasional probablemente no podrá revertir inmediatamente. Existe también la posibilidad de que una limpieza ocasional libere una gran cantidad de toxinas provenientes de la acumulación de residuos de materia fecal. Algunas personas, quienes llevan a cabo limpiezas, han reportado sentirse mal o enfermos durante la limpieza, un efecto secundario constantemente atribuido a la liberación de estas toxinas.

Por lo tanto, la mejor solución es regularizar el organismo y mantenerlo así. La forma de lograr esto es por medio de un estilo de vida que ayude con el bienestar de tu colon todos los días. He aquí unos pocos de sencillos ejemplos de cómo lograrlo:

  1. Consume mucha fibra en tu dieta, especialmente que provenga de frutas y verduras. La fibra se puede encontrar de muchas formas y debes asegurarte de consumir mucha fibra prebiótica para servirle de apoyo a la bacteria probiótica promotora de una buena salud, la cual se encuentra en el intestino.
  2. Consume alimentos ricos en probióticos. Estos alimentos suministran bacterias que tu intestino necesita para una salud óptima. Alimentos como el yogur, chucrut, sopa de miso, kimchi y kéfir, ayudan a mantener buenos niveles de probióticos en el colon y a través de todo el tracto digestivo.
  3. Toma mucha agua. Tu colon regula el balance de agua en el cuerpo y el agua ayuda a mantener las heces blandas.
  4. Haz ejercicio con regularidad. Se ha demostrado que el hacer ejercicio ayuda a aliviarse del estreñimiento y otros desórdenes digestivos.
  5. Mejora tu digestión. Se supone que el proceso digestivo debe descomponer los alimentos para que los nutrientes puedan ser extraídos y absorbidos hacia el torrente sanguíneo. Los alimentos no digeridos pueden acelerar la acumulación de residuos en el colon. Esto quiere decir que debes masticar correctamente, pero también significa que debes asegurarte de mantener buenos niveles de enzimas digestivas, especialmente porque éstas comienzan a disminuir en número después de cumplir los 30 años.
  6. Tómate un limpiador suave según sea necesario. Algunas veces las enfermedades y otros factores pueden interferir con las mejores intenciones y la habilidad de tu colon para limpiarse a sí mismo. El consumir un limpiador de colon según sea necesario para regularizar los movimientos intestinales puede resultar de ayuda. Aunque el mercado se encuentre tapizado de opciones, una de las más suaves es el magnesio oxigenado. Cleanse Infused

Ya sea que te realices limpiezas de colon con regularidad o nunca lo hayas hecho antes, mantener tu colon libre de residuos es esencial para gozar de una buena salud. ¡Cuando lo hagas, te sentirás mejor, te verás mejor y disfrutarás más de la vida!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *