Correo atención a clientes: help@mylifeinfused.com

FREE USA Standard Shipping on orders over $150 *

Hemos cambiado la fecha de consumo de nuestros productos. — Más Información.

Síndrome del intestino perezoso: una buena razón para evitar el uso de laxantes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

El estreñimiento nos preocupa a todos. Google muestra cientos de miles de búsquedas cada mes con la palabra “estreñimiento” y términos relacionados que incluyen laxantes. Si bien los laxantes siguen siendo un recurso común para aliviar el estreñimiento, una afección llamada síndrome del intestino perezoso y su relación con los laxantes es una buena razón para considerar evitar su uso por completo.

¿Qué es el síndrome del intestino perezoso?

El síndrome del intestino perezoso es un término que describe un movimiento muscular desacelerado, débil y detenido en el colon que provoca que los residuos se muevan lentamente (o no se muevan en absoluto). También se le conoce como estreñimiento atónico o colon espástico. Un intestino perezoso incrementa las probabilidades de que te estriñas.

¿Qué provoca el síndrome del intestino perezoso?

Numerosas causas del síndrome del intestino perezoso se han identificado.

Algunas son básicas, como la deshidratación. Si no bebes suficiente agua diariamente, los residuos se vuelven difíciles de mover. La falta de fibra en nuestra dieta es otro factor que puede hacer a uno susceptible al intestino perezoso.

Una afección inusual como la enfermedad de Hirschsprung presenta una sección del colon, la cual carece de células nerviosas y, por lo tanto, no puede moverse. No obstante, esto es excepcionalmente raro. Más importante aún, es congénito o presente desde que uno nace, por lo que es probable que sea prontamente identificado.

Además de una carencia de agua o fibra, otras causas comunes del síndrome del intestino perezoso incluyen:

  • Ayuno en exceso o no alimentarse con regularidad
  • Uso de narcóticos
  • Desórdenes alimenticios tales como bulimia y anorexia
  • Anestesia
  • Afecciones del sistema nervioso tales como el mal de Parkinson y la esclerosis múltiple
  • Síndrome del intestino irritable (SII)
  • Laxantes

Así es, laxantes, aquellos medicamentos que compras sin receta para aliviarte del estreñimiento, pueden crear una afección que detiene o ralentiza tus intestinos y te provoca estreñimiento.

¿Cómo es que los laxantes pueden causar el síndrome de intestino perezoso?

La forma en la que los laxantes trabajan puede generar una tolerancia como resultado de su uso frecuente. Los laxantes estimulan o irritan los intestinos para lograr que entren en movimiento. Con su uso frecuente, los músculos y nervios del colon se acostumbran a estos estimulantes e irritantes y se insensibilizan.

Luego, dosis mayores de laxantes se necesitan para que éstos apenas y funcionen. Peor aún, los nervios y músculos del intestino se hacen “perezosos” y dejan de responder a las señales que manda el cerebro, la manera normal en la que los intestinos deben activarse y entrar en movimiento. Los intestinos se han vuelto dependientes de las cada vez más altas dosis de laxantes para poder funcionar.

Algunos le conocen como adicción a los laxantes. Algunas autoridades del mundo de la medicina se refieren a ello como abuso de laxantes.

Sin importar cómo le llames a esto, el resultado es una mayor probabilidad de que te estriñas – ¡por culpa de los laxantes!

¿Cómo puedo saber si padezco de síndrome del intestino perezoso?

Un estreñimiento frecuente podría ser la señal más clara de que tienes un intestino perezoso. Otros síntomas que debes de tener en cuenta son:

  • Menos de 3 evacuaciones intestinales a la semana
  • Evacuaciones intestinales dolorosas
  • Se requiere de esfuerzo para poder “hacer del baño”
  • Dolor en la espalda baja o dolor alrededor de los riñones
  • Hinchazón y gases recurrentes después de comer
  • Náuseas después de comer, e incluso entre comidas
  • Dolores de cabeza frecuentes (al intestino se le conoce como el “segundo cerebro”)
  • Un apetito limitado

Realmente, si llevas una dieta recurrente de aproximadamente tres comidas al día y no tienes evacuaciones intestinales diarias, tus intestinos podrían encontrarse inactivos. Afortunadamente, los laxantes no son la única manera de poner todo el movimiento de nuevo.

Qué hacer para mantener tus intestinos (colon) sanos

El estreñimiento crónico, o estreñimiento debido a una afección médica, es un tema que debe abordarse con su propio médico. En algunos casos, los medicamentos prescritos y otros tratamientos más agresivos pueden ser recetados. Cualquiera que sea el caso, siempre se te recomienda hablar con tu doctor antes de comenzar algún nuevo tratamiento o terapia.

Habiendo dicho esto, los laxantes que se venden sin receta no son la única manera de enfrentar o prevenir el estreñimiento y lidiar con el intestino perezoso. He aquí 5 maneras totalmente naturales de mantener tu intestino saludable.

Toma agua

Mantenerte hidratado es crucial para un colon sano. Tu colon regula el balance de agua de tu cuerpo; por lo tanto, si no bebes la suficiente, tu cuerpo tampoco recibe el agua suficiente. Sin la cantidad de agua necesaria en el colon, los residuos se endurecen, haciéndose más difíciles de remover, provocando así que los músculos del colon se “rindan”. Bebe mucha agua para prevenir esto.

Si tomas café, deberías pensar en consumirlo menos o eliminarlo si estás estreñido o experimentas cualquier síntoma del intestino perezoso. El café puede ocasionar deshidratación en el tracto e intestino digestivo.

Añádele suficiente fibra a tu dieta

¿Sabías que, de acuerdo con arqueólogos, nuestros ancestros cazadores y recolectores consumían 135 gramos de fibra prebiótica al día? ¡Y eso sin considerar otros tipos de fibra!

¿Por qué es importante? Bien, el adulto promedio solamente consume cerca de 15 gramos de fibra diariamente.

La fibra es importante para tu intestino pues contiene el agua y suaviza las heces. La fibra prebiótica hace esto y también suministra una valiosa fuente de alimentos para la beneficiosa bacteria probiótica que vive en el colon.

Si el adulto promedio duplicara su ingesta diaria de fibra, esos 30 gramos cumplirían con el consumo de fibra diario recomendado por la American Heart Association (Asociación Americana del Corazón) y aún así estarían lejos de replicar el consumo de nuestros ancestros.

¿y la moraleja? Consume mucha fibra diariamente para tener un intestino saludable.

Añádele probióticos a tu dieta

Los beneficios de los probióticos a la salud digestiva y la nutrición han sido bien establecidos. Hemos hablado aquí acerca de los beneficios generales de los probióticos. Hemos también discutido sobre cómo los probióticos le brindan soporte a la función inmunológica y también al control de la pérdida de peso.[INSERT LINK ONCE POSTED]

La conclusión es que solamente obtendrás beneficios haciendo parte de tu dieta recurrente alimentos probióticos tales como el miso, kéfir, tempeh y otros. Los suplementos con probióticos como el Flora Infused son también una excelente forma de consumir los probióticos que necesitas.

Ejercicio

El intestino se beneficia de un ejercicio recurrente. Al ejercitarte, estimulas el flujo sanguíneo, promueves la tonificación muscular, incluso en el tracto digestivo, y reduces la cantidad de tiempo que toma conducir los residuos a través del colon. El ejercicio incluso promueve un equilibrio saludable de la bacteria probiótica en el tracto digestivo.

La mejor parte, no tienes que hacer mucho. Justo como WebMD señala, salir de vez en cuando a caminar durante 10-15 minutos puede ser suficiente.

Prueba con “laxantes” naturales

Existen muchas hierbas o combinaciones herbales utilizadas en la medicina tradicional para aliviar el estreñimiento como el psyllium, sen y la triphala.

Recientemente, los suplementos de magnesio incluyendo el citrato de magnesio y el magnesio oxigenado se han vuelto populares. El magnesio oxigenado, como el que se encuentra en el Cleanse Infused, continúa ganando popularidad por la forma en la que suavemente limpia y vacía los intestinos de forma natural. El oxígeno disuelve los residuos y el magnesio le brinda soporte a la salud muscular y el equilibrio de agua en el colon.

Consumir enzimas digestivas representa otra forma de promover evacuaciones intestinales saludables. Las enzimas digestivas tales como las encontradas en el Digest Infused suministran una descomposición más completa de todos los alimentos que comes. Esto reduce o elimina los alimentos sin digerir que se encuentran encaminándose hacia el colon, haciendo que los residuos se muevan fácilmente a través del colon.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¿Quieres estar al día? ¡Suscríbete a nuestro boletín!

0
Su carro

VeganRecipes by AlidaVegan

%d bloggers like this: