Envió gratuito en órdenes superiores a $150*

GARANTÍA POR 45 DÍAS

Hemos cambiado la fecha de consumo de nuestros productos. — Más Información.

La verdad acerca de tomar vitaminas prenatales sin estar embarazada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Existen muchas ideas erróneas y mitos sobre las vitaminas prenatales, para qué sirven, para quiénes están pensadas y de qué manera pueden ser perjudiciales. Echar un vistazo a la cruda verdad sobre la ingesta de vitaminas prenatales puede mitigar las preocupaciones, así como revelar algunas inquietudes en materia de seguridad para quienes no están embarazadas.

Nos enfocaremos en la verdad acerca de tomar vitaminas prenatales sin estar embarazada, pero también hablaremos sobre qué son exactamente las vitaminas prenatales y por qué son tan atractivas entre las mujeres que no reciben atención prenatal.

¿Qué son las vitaminas prenatales y qué las hace diferentes?

Las vitaminas prenatales son una fórmula. Son un complejo vitamínico formulado para mujeres que están embarazadas o buscando un embarazo. Por la etiqueta pueden parecer muy similares a las vitaminas diarias para mujeres; lo único que contienen que no necesita si no estás embarazada o buscando un embarazo es el ácido fólico. Pero la pura verdad radica en las dosis de cada vitamina y en la elección del momento oportuno.

En general, los nutrientes deben provenir de los alimentos que consume. No obstante, los médicos aconsejan a las mujeres tomar vitaminas prenatales cuando intentan embarazarse o una vez que lo logran, ya que estas aseguran que obtengan las vitaminas y minerales valiosos que necesitan para un embarazo saludable y para un bebé sano.

¿Por qué las mujeres toman vitaminas prenatales cuando intentan embarazarse?

La diferencia más importante entre las vitaminas prenatales y las vitaminas diarias que la mayoría de las mujeres toman es que las vitaminas prenatales típicamente contienen más ácido fólico y hierro. También se debe revisar en la etiqueta el contenido de ácidos grasos omega 3, calcio y vitamina D.

  • El ácido fólico previene las discapacidades congénitas, sobre todo, los defectos del tubo neural. Esto significa que tener ácido fólico en el cuerpo cuando logre embarazarse protegerá al bebé de defectos graves y de anomalías en el cerebro y en la médula espinal.
  • El hierro es algo que a menudo encontramos en las vitaminas diarias, pero solo el suficiente para obtener la cantidad diaria recomendada para una mujer sana que no esté embarazada. Obtener el hierro suficiente para el embarazo significa que podrá ayudar al crecimiento y desarrollo del bebé. Quienes tienen un nivel bajo de hierro, o anemia, tendrán una cantidad reducida de glóbulos rojos, lo cual puede ser problemático tanto para el bebé como para la madre.
  • No todas las vitaminas prenatales incluyen ácidos grasos omega-3, sin embargo, estos son cruciales para el desarrollo del cerebro del bebé. Ya que muchos médicos advierten sobre el consumo de pescado durante el embarazo por el riesgo de contener metales pesados, a menudo se aconseja tomar un suplemento de ácidos grasos omega-3. Incluso los suplementos de omega-3 pueden contener, y a menudo contienen, metales pesados. Tomar un suplemento alternativo de alta calidad, como algas, puede ser una solución importante siempre y cuando no contenga metales pesados.
  • El calcio y la vitamina D son también vitales, en particular durante el tercer trimestre, cuando los huesos del bebé están creciendo y fortaleciéndose. Asegurarse de obtener la cantidad suficiente de esta combinación les dará una fuerte integridad estructural a usted y a su bebé y ayudará a prevenir algunos defectos óseos comunes.
  • Para muchas mujeres, elegir un suplemento con algas es una opción deseable antes del embarazo, ya que estudios iniciales han demostrado que son prometedoras por sus beneficios y porque, gramo por gramo, son el alimento del planeta más rico en nutrientes. Las algas son un superalimento que debe seleccionarse de una fuente acreditada como suplemento de alta calidad. Se consideran una fuente completa de proteína y tienen un alto contenido de calcio, vitaminas B y hierro, todos ellos esenciales en el desarrollo prenatal.

Consulte siempre con su médico para decidir qué suplementos son mejores para usted. Probablemente su doctor le recomiende tomar vitaminas prenatales, incluidas las algas, al menos un mes antes de intentar embarazarse. Esto es con el fin de tener un balance de todos los nutrientes necesarios para un embarazo exitoso. Las primeras semanas de embarazo son cruciales para la salud y desarrollo del feto, y es en esas semanas cuando se puede obtener el mayor beneficio de las vitaminas prenatales, pues estas reducen considerablemente el riesgo de discapacidades congénitas. Los médicos le recomendarán que siga tomando vitaminas prenatales durante todo el embarazo.

¿Cuáles son las razones por las que las mujeres toman vitaminas prenatales sin estar embarazadas?

Como las vitaminas prenatales tienen por objeto ayudar a las mujeres a estar sanas y listas para crear vida, muchas personas actúan según la idea errónea de que las vitaminas prenatales deben entonces ser saludables para todas las mujeres en cualquier momento.

Muchas mujeres embarazadas relatan resultados como cabello más largo, más grueso y más brillante; una mejor piel y uñas más fuertes. Sin embargo, estos resultados pueden deberse a las hormonas del embarazo, no a las vitaminas prenatales. Se pueden lograr un mejor cabello y piel, así como otros resultados muy buscados, con una dieta rica en nutrientes o con el uso de suplementos de alta calidad formulados para mujeres que no están embarazadas.

No obstante, las vitaminas prenatales están diseñadas para mujeres embarazadas y pueden ser dañinas para mujeres que no lo están. A continuación explicaremos más a detalle.

¿Es beneficioso tomar vitaminas prenatales sin estar embarazada?

La verdad es que las vitaminas prenatales están formuladas para un propósito específico: ayudar al cuerpo de la mujer a medida que ella ayuda al desarrollo de una nueva vida.

Al tomar vitaminas prenatales sin estar embarazada se pueden obtener muchas de las mismas vitaminas, pero la fórmula puede ser en realidad perjudicial para la salud y el bienestar en diferentes maneras.

¿Cuáles son los efectos secundarios de tomar vitaminas prenatales sin estar embarazada?

Hay varios efectos secundarios y preocupaciones en materia de seguridad para quienes toman vitaminas prenatales sin estar embarazadas. Algunos son más graves que otros.

Incluso hay mujeres embarazadas que informan algunos efectos secundarios comunes por tomar vitaminas prenatales. Muchas experimentan náusea y estreñimiento. Para la náusea, muchos médicos aconsejan tomar las vitaminas prenatales antes de acostarse o evitar tomarlas en ayunas. Las recomendaciones habituales también incluyen tomar abundantes líquidos y consumir más fibra.

Quienes no están embarazadas pueden experimentar náusea, estreñimiento y otros inconvenientes al tomar vitaminas prenatales.

  • Caída del cabello. Irónicamente, aunque las mujeres a menudo toman vitaminas prenatales sin estar embarazadas, las que las toman durante un periodo extendido de hecho relatan sufrir caída de cabello a largo plazo. La razón por la que algunas mujeres embarazadas experimentan mayor crecimiento del cabello es por los cambios hormonales, no por las vitaminas prenatales que toman.
  • Deficiencia de vitamina B12. Las vitaminas prenatales contienen más folato y hierro que los complejos vitamínicos regulares para combatir la anemia. Obtener demasiado hierro, y en especial folato, puede terminar enmascarando e incluso agravando una deficiencia de vitamina B12. Dejar pasar un diagnóstico de deficiencia de vitamina B12 puede conducir a padecer fatiga y otros problemas en el largo plazo.
  • Calcio y vitamina D. Las vitaminas prenatales no tienen el calcio ni la vitamina D suficiente para cumplir con la ingesta diaria recomendada. Esto puede tener varias consecuencias no deseadas, entre ellas osteoporosis y depresión.
  • Daño hepático. Como la ingesta de hierro es más alta cuando se toman vitaminas prenatales, puede terminar con un síntoma relativamente leve, como estreñimiento, o con una afección más grave, como daño hepático, por tomar demasiado hierro en el largo plazo.

Los médicos recomiendan tomar suplementos con base en las necesidades de su cuerpo de acuerdo con su estilo de vida, edad, sexo, etcétera. Las vitaminas prenatales son un ejemplo de multivitamínico que está especialmente formulado para mujeres que están embarazadas o que tratan de concebir. Quienes toman vitaminas prenatales regularmente, aun sin estar embarazadas, pueden experimentar consecuencias graves. En su lugar, busque suplementos que sean de alta calidad, de origen vegetal y ricos en nutrientes. Ciertamente, es aconsejable consultar siempre con su médico sobre las mejores opciones para usted y sus objetivos de salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al día? ¡Suscríbete a nuestro boletín!

Carrito

VeganRecipes by AlidaVegan