Envío gratis a partir de compras superiores a $150

GARANTÍA POR 45 DÍAS

Protégete de las radiaciones de tu teléfono celular. Comprar aquí

Proceso paso a paso para limpiar el colon sin utilizar enemas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Resumen del artículo:

  • Descubre cómo limpiar tu colon sin utilizar un enema.
  • Conoce los pros y contras de los diversos métodos de limpieza de colon.
  • Conoce los beneficios y riesgos de las limpiezas de colon.
  • Descubre la manera más efectiva de cuidar el colon.

Los episodios frecuentes de estreñimiento o incluso los simples gases o la hinchazón ocasionales pueden ser señales de que la vida moderna le está pasando factura a tu salud. Y ¿qué puedes hacer para proteger tu salud? Podrías probar una limpieza de colon natural.

El colon, otra forma de llamar al intestino grueso, desempeña un papel vital en tu salud. Ahí es donde el cuerpo reabsorbe el agua y los electrolitos al final del proceso digestivo. Gran parte de la respuesta inmune también tiene lugar allí. Desde luego, es también donde el cuerpo prepara los desechos para su eliminación.

El problema es que pueden adherirse productos de desecho dañinos a las paredes del colon. Algunos efectos menores podrían ser gases e hinchazón, mientras que otros efectos secundarios más graves podrían ser fatiga e impactos negativos en el sistema inmune. Sigue leyendo para descubrir cuáles son las mejores acciones que hay que realizar para lograr una limpieza de colon natural y por qué entre estas no se incluyen los enemas.

¿Por qué limpiar el colon?

Las pruebas científicas a favor de las limpiezas de colon pueden ser limitadas. Aun así, muchos médicos consideran que las limpiezas de colon ayudan a reducir el riesgo de cáncer de colon y contribuyen a la pérdida de peso. Otros beneficios que se les atribuyen son:

  • Mayor energía
  • Mejor perspectiva mental
  • Sistema inmune más efectivo
  • Evacuaciones intestinales más frecuentes
  • Eliminación de toxinas

Cuando se habla de una limpieza de colon, podrías pensar en un enema o una irrigación colónica. No obstante, si bien estos son procedimientos médicos que pueden ser eficaces en ciertas situaciones terapéuticas, también son bastante invasivos.

¿Qué es un enema exactamente?

Los enemas estimulan las evacuaciones intestinales. Su propósito es limpiar la zona más baja del intestino grueso. Así pues, hay que señalar que no brindan una limpieza completa del colon.

Es posible administrárselos uno mismo, pero puede ser un poco complicado. Los médicos a menudo recomiendan que lo haga un profesional de la salud, en caso de ser un procedimiento adecuado. El proceso implica insertar suavemente una sonda en el ano y después empujar o introducir a presión un líquido medicinal en el recto.

Por lo general, este líquido, a menudo un laxante o gránulos de café que estimulan el colon, se retiene en el recto durante un rato, mientras la persona está acostada de lado. Esto hace que los intestinos se abran para que pueda ir al baño.

Los enemas pueden recomendarse en casos de estreñimiento crónico, pero a la mayoría de las personas no les resultan tan agradables. Además, no se deben usar con regularidad, ya que también pueden eliminar las bacterias benéficas que viven en el intestino.

Frecuentemente, los enemas pueden tener efectos secundarios, como:

  • Diarrea grave
  • Desequilibrio electrolítico
  • Mareos
  • Deshidratación
  • Sangrado rectal

¿Cuáles son los beneficios de una limpieza suave de colon?

Si los enemas no se recomiendan para uso regular, ¿cuál es la mejor manera de cuidar el colon? Afortunadamente, hay muchas acciones que puedes llevar a cabo para cuidar la salud de tu colon y mantener el movimiento de los desechos a través del cuerpo.

Pero si padeces enfermedad de Crohn, cáncer de colon o cualquier otro problema de salud, habla con tu médico antes de realizarte una limpieza de colon. Los pasos a continuación son métodos naturales de limpieza que ayudan a la mayoría de la gente a cuidar su salud intestinal en general.

Limpieza de colon: un proceso paso a paso

En la mayoría de las investigaciones científicas se señala el estilo de vida como la mejor manera de cuidar el colon.

Paso 1: Mantén un diario

Tal vez no pienses que mantener un diario te pueda ayudar en tus esfuerzos por limpiar tu colon. Pero llevar un registro de qué comes, cómo te sientes y con qué frecuencia vas al baño es una excelente idea para realizar cambios en tu estilo de vida. De hecho, en un estudio extenso en el que se analizó a personas que estaban a dieta, se mostró que quienes mantuvieron un diario de alimentación perdieron el doble de peso que quienes no lo hicieron.

Algunos sitios web, como WebMD, han creado un diario de alimentación y actividad física que se puede imprimir para mayor facilidad. Imprime varias hojas y comienza a registrar tus hábitos diarios. Esto te ayudará a darte una idea de lo que te funciona y lo que no.

Paso 2: Mantente hidratado

Una de las mejores medidas que puedes tomar para cuidar el colon es mantenerte hidratado. Esto se debe a que el agua mantiene el colon limpio al eliminar las toxinas a medida que viaja por el tracto digestivo. El agua es una de las limpiezas de colon más naturales.

Pero no todas las bebidas son iguales. El café, el té, los refrescos y las bebidas alcohólicas te deshidratan, secan las heces y pueden causar estreñimiento.

Si te resulta difícil tomar agua, prueba beber tés de hierbas o agua con jugo de limón a lo largo del día. Y, si sientes obstruido el colon, un sorbo de agua salada antes del desayuno podría ayudar.

Paso 3: Come mucha fibra

Probablemente hayas escuchado sobre las dietas con jugos o sopas para bajar de peso.

Los jugos y las sopas son buenos para el colon por varias razones, pero la más importante es que están llenos de fibra. El cuerpo no puede digerir la fibra, lo que significa que las hebras fibrosas de las frutas y verduras que comes permanecen intactas y “raspan” los desechos de los alimentos a los lados del colon a medida que atraviesan el tracto digestivo.

La Clínica Mayo recomienda que las mujeres consuman entre 21 y 25 gramos de fibra al día, mientras que los hombres deben tratar de consumir entre 30 y 38. Todas las frutas y verduras contienen cierta cantidad de fibra. Pero algunas de las mejores fuentes de fibra son el brócoli, las verduras de hoja verde, las frambuesas y las peras. Y no hay necesidad de hacerlas jugo. Hiérvelas, cuécelas al vapor o cómelas crudas. De cualquier forma que la consumas, la fibra está llena de beneficios para la salud. 

Paso 4: Consume probióticos

En las investigaciones científicas se muestra que las bacterias benéficas son una parte esencial de la salud digestiva. A menudo las obtenemos a través de los alimentos probióticos: alimentos que contienen estos beneficiosos microorganismos vivos. Muchos alimentos fermentados, como el pan de masa fermentada, el miso, el kimchi o el chucrut proporcionan bacterias probióticas. Pero es difícil mantener un registro de la cantidad de probióticos que entran a tu organismo cuando los consumes en los alimentos.

Tomar suplementos probióticos es una forma sencilla de aumentar las bacterias benéficas. En las investigaciones se muestra que los probióticos, especialmente los que contienen bifidobacterias, pueden ablandar las heces, aumentar los movimientos intestinales y ralentizar el tiempo de tránsito intestinal, es decir, el tiempo que tardan las heces en pasar por el cuerpo. Un tiempo de tránsito intestinal más lento es mejor para la salud en general.

Paso 5: Mueve tu cuerpo

Todos sabemos que el ejercicio nos ayuda a bajar de peso y a mantenernos sanos. Pero ¿sabías que el movimiento físico también ayuda a limpiar el colon? El ejercicio puede ayudar a aliviar el estreñimiento. Literalmente, hace que las cosas se muevan. Y también puede protegerte del cáncer de colon. Mover tu cuerpo durante por lo menos 30 minutos la mayor cantidad de días debe de ser suficiente para que veas mejorías.

Pero si padeces algún trastorno digestivo y no acostumbras hacer ejercicio, consulta con tu médico antes de iniciar un nuevo régimen. Si haces ejercicio demasiado intenso, puedes experimentar acidez estomacal, náuseas, diarrea e incluso sangrado gastrointestinal. Para obtener los beneficios del ejercicio sin tener que preocuparte, empieza despacio con uno de los siguientes tipos de movimiento ligero:

  • Yoga
  • Gimnasia acuática
  • Natación
  • Caminata
  • Taichi
  • Clases de baile

Paso 6: Evita las sustancias dañinas

Limpiar el colon no quiere decir solamente adoptar nuevos comportamientos. También hay varias cosas que debes evitar. Las carnes rojas, especialmente las procesadas, están relacionadas con el cáncer de colon. El queso, los huevos y otros alimentos grasosos deben limitarse o evitarse.

Si para ti estos alimentos son básicos, te puede resultar difícil dejarlos, pero sí trata de limitar tu ingesta. Si te dan ataques de hambre, toma refrigerios entre las comidas, como nueces (de preferencia germinadas), fruta y barras de cereal bajas en azúcar, mientras tu cuerpo se adapta.

Los alimentos azucarados y el consumo de alcohol también se asocian al cáncer de colon. A menos que tu médico te lo haya aconsejado, probablemente no necesites renunciar por completo a tus alimentos favoritos, pero por lo menos trata de evitarlos durante la limpieza y observa cualquier diferencia que sientas respecto a la salud de tu colon.

Paso 7: Toma suplementos de limpieza de colon

Los probióticos no son los únicos suplementos para la salud que se pueden tomar para limpiar el colon de manera natural. Los productos de limpieza de colon como Cleanse Infused Plus acaban con la hinchazón, los gases y la retención de líquidos rápida y eficazmente. 

Al suministrar altos niveles de magnesio oxigenado directamente al estómago, Cleanse Infused Plus ablanda gradualmente las heces. El oxígeno descompone los desechos mientras que el magnesio atrae agua hacia el colon. Esto limpia el colon sin hacerte correr al baño; además, las enzimas ayudan a eliminar la materia fecal acumulada. Como si no fuera eso suficiente, las hierbas adicionales protegen el hígado y los riñones así como el colon, lo que ayuda a restaurar el equilibrio del cuerpo.

Si deseas mantener un sistema digestivo saludable, trata de agregar otras sustancias benéficas que ayudan a limpiar y a desintoxicar el colon, como:

  • Algas verdiazules
  • AFA y espirulina
  • Clorela
  • Proteasa y celulasa
  • Arcilla de bentonita
  • Enzimas digestivas

Paso 7: Toma suplementos de limpieza de colon

La American Cancer Society (Sociedad Estadounidense contra el Cáncer) recomienda a la mayoría de las personas comenzar a realizarse pruebas de detección de cáncer colorrectal a la edad de 45. Por supuesto, si hay cáncer de colon en tu familia, no esperes. Habla con tu médico lo antes posible. Si sufres de estreñimiento crónico u otro trastorno intestinal que no mejora al realizar cambios positivos en tu estilo de vida, debes buscar ayuda profesional.

¿Es peligrosa la limpieza de colon?

Los procedimientos invasivos, como los enemas y la irrigación colónica, pueden ser peligrosos. Esto no quiere decir que no cumplan su función. Y, de hecho, si tu médico te dice que tomes una de estas medidas, definitivamente es aconsejable hacerlo. Sin embargo, si planeas realizarte uno de estos procedimientos por tu cuenta, consúltalo primero con tu médico. 

En el peor de los casos, la limpieza invasiva de colon puede provocar: 

  • Deshidratación aguda
  • Insuficiencia renal
  • Desgarros intestinales
  • Pancreatitis
  • Infección
  • Insuficiencia cardíaca

La necesidad de someterte o no a un procedimiento médico es una decisión que tú y tu médico deben tomar juntos. Pero seguir este proceso de 8 pasos seguramente limpiará tu colon y beneficiará tu salud. Para obtener los mejores resultados, asegúrate de hacerlo durante por lo menos una semana. Para obtener resultados duraderos, trata de hacer de cada uno de estos factores arriba mencionados una parte permanente de tu estilo de vida.

Una limpieza de colon sutil pero potente con magnesio oxigenado, hierbas y enzimas premium.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al día? ¡Suscríbete a nuestro boletín!

Carrito

VeganRecipes by AlidaVegan